Con las tablas a cuestas

Los que viajan con el equipo de esquí y snowboard en avión deben tener presente que no se los puede subir a la cabina
(0)
28 de junio de 2002  

Los que viajan con el equipo de esquí y snowboard en avión deben tener presente que no se los puede subir a la cabina.

Hay que embalarlos y despacharlos junto con el resto del equipaje. Es recomendable envolver las tablas con cartón, sobre todo en las puntas. De todas maneras se les pone el cartel de frágil. El peso permitido, por persona, en los vuelos de cabotaje es de 15 kilos.

Si entre la valija y los esquíes se supera el límite hay que pagar exceso.

Las aerolíneas cobran aproximadamente el uno por ciento de la tarifa por cada kilo de más.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?