El Bolsón en familia

(0)
17 de noviembre de 2009  • 00:00

 

Ubicado en el centro geográfico de la Comarca Andina del Paralelo 42, que comprende las localidades de Lago Puelo (a 15 km), El Hoyo (a 15 km), El Maitén (a 50 km), Epuyén (a 40 km) y Cholila (a 70 km), El Bolsón es un lugar estratégico para realizar los múltiples recorridos que despliega la región. Lagos, ríos, bosques y cerros con memorables vistas aguardan a los visitantes.

Además de los atractivos naturales, El Bolsón tiene un patrimonio cultural que vale la pena descubrir en familia. Algunas de esas propuestas son las ferias artesanales, la casa taller El Pitío y El Museo de las Piedras Patagónicas.

En la céntrica plaza Pagano, los famosos artesanos de la Comarca exhiben sus creaciones en madera, metal, piedra, cuero, tela, arcilla, flores secas y lana. Este escenario artístico, famoso desde la década del 70, también incluye la presencia de músicos, pintores, escultores y hasta una murga. No hay turista que no se tiente con un souvenir de la Feria Regional de El Bolsón. Funciona los martes, jueves y sábados todo el año. En verano se agregan los domingos.

En las afueras de la ciudad hay otra colorida feria artesanal que funciona los sábados y domingos, de 14 a 20. Se trata de Feria Regional Las Golondrinas, ubicada en un parque natural en Camino de los Ñires, a 800 metros de la Ruta 258.

Otro paseo obligado para hacer en familia es la visita a El Pitío, la casa-taller-teatro de Marcelo García Morrillo, un músico que investiga y construye instrumentos medievales que desparecieron hace siglos, y su mujer, la pintora Adriana Ottone. Sanfonas, un dulcimer, un arpa románica y un laúd árabe son algunas de las rarezas que forman parte de la colección de instrumentos de García Morillo.

Él diseña los antiquísimos instrumentos, a partir de imágenes que encuentra en grabados y pinturas. Luego los afina intentando reproducir el sonido original. Cada verano, con su grupo Languedoc, el luthier monta en su casa una obra antigua ejecutada por sus curiosos instrumentos y transporta al público a la Edad Media.

La última propuesta de paseo familiar es el Museo de Piedras Patagónicas, ubicado en la chacra Iaten K ?Aike, en el Circuito Mallín Ahogado, a 13 km de El Bolsón. Dirigido por la familia Lucio, que lleva 30 años dedicada a la recolección de materiales, el museo fue declarado "de interés municipal" por el Honorable Concejo Deliberante del Municipio de El Bolsón y "de interés turístico, educativo y cultural" por la Legislatura de la Provincia de Río Negro.

Atesora una colección de rocas y minerales que abarca todos los perfiles geológicos de la Patagonia, con especímenes de rareza mineralógica, muchos de ellos únicos en el mundo. Están exhibidos tanto al natural como cortados y pulidos. Cuenta también con un sector al aire libre, en el que se puede recorrer el Parque Temático de la Geología Patagónica, donde se encuentran rocas montadas sobre troncos y raíces de árboles del bosque andino patagónico. En invierno abre todos los días de 11 a 18; en verano, de 11 a 20.

Para aprovechar el viaje a Mallín Ahogado, se puede recorrer la zona y hacer unas compras de delicias regionales en sus chacras. Este circuito rural comprende establecimientos productores de lúpulo, yogur, quesos de cabra y variedades de dulces de fruta fina. También puede improvisarse un pic-nic en la Cascada Escondida, una caída de agua de más de 30 metros a la cual se llega por un empinado sendero.

Feria Regional El Bolsón www.feriareg-elbolson.com.ar

Museo de Piedras Patagónicas                                                                                                                   

T: (02944) 49-1969                                                                                    http://www.piedrasdepatagonia.com.ar

Auditorio El Pitío

T: (02944) 49-2723                                                                        http://www.pinturaspatagonicas.com.ar

 

 

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.