Especial Arizona: El Gran Cañón, tercera parada