Turismo minero

(0)
8 de diciembre de 2009  • 00:00

A 50 km de Merlo , cerca de Concarán , está la mina que fuera el emprendimiento de tungsteno más importante del país y el segundo de Sudamérica : la Mina de los Cóndores . Los primeros trabajos en esta mina se iniciaron en 1898, pero fue en la época de las guerras mundiales cuando la explotación de tungsteno se convirtió en una actividad muy requerida por la industria bélica. Actualmente, luego de dos décadas de abandono, se la puede visitar: forma parte del circuito turístico minero de San Luis .

La mina se extiende a lo largo de 15 km de túneles: muchos se encuentran hoy bajo el agua. No obstante, provistos de linterna, casco y botas de goma los visitantes pueden recorrer las galerías habilitadas; y así apreciar los minerales en la roca y las estalactitas que se forman en el techo. El paseo incluye una recorrida por las antiguas instalaciones, como las oficinas donde los mineros marcaban tarjeta.Las visitas a la mina pueden realizarse de 9 a 17. La entrada incluye paseo por los túneles y recorrida por el pueblo abandonado, con el acompañamiento de un guía y provisión de indumentaria.



Pueblo Escondido




Otro punto del circuito minero es Cerro Áspero , también conocido como Pueblo Escondido . Se trata de una colonia de 300 obreros que se dedicaban a la extracción de volframita. Entre 1910 y 1920 los alemanes trasladaban el mineral hacia la ciudad de San Luis a lomo de mula. En 1930 una empresa inglesa abrió una huella desde La Cruz hasta el Cerro y levantó una infraestructura impresionante para la época. Al fin de la Segunda Guerra Mundial , la actividad minera comenzó a decaer, hasta que en 1960 la planta cerró. Enclavada en una quebrada en la que se juntan tres ríos, el lugar es muy bello además de interesante. El pueblo tiene servicios turísticos y ofrece una sabrosa cerveza artesanal. Aquí también pueden recorrerse las galerías de la antigua mina y, tras un esfuerzo grande al ascender, se llega a las galerías abiertas. De regreso, no hay que perderse la Cascada del Tigre , un salto de agua de 30 metros de altura.



Parque Provincial Bajo de Véliz



Por último, a 40 km de Merlo , por RP5 hacia el norte, está el ingreso al Parque Provincial Bajo de Véliz , una antigua cantera convertida en yacimiento paleontológico que forma una depresión profunda de 12 km de largo y 1 km de ancho. Se puede recorrer de norte a sur en vehículo de doble tracción. Para llegar se debe tomar un camino de tierra desde la localidad de Duraznito , que conduce a la vieja cantera Santa Rosa , de donde se extraía piedra pizarra para la fabricación de lajas. En esas pizarras o rocas se encontraron improntas de fósiles animales y plantas hoy desaparecidas en otras latitudes ya que, supuestamente, este bajo formaba parte de un antiguo continente. No es necesario contratar guía para hacer el circuito, ya que tanto el acceso como los circuitos están señalizados y son de fácil acceso. Para obtener información hay un centro de atención al visitante y un puesto de guardaparque.



Mina de los Cóndores

Concarán.

T: (02656) 48-1184

Hugo Ortiz lleva turistas a la mina.



Merlo en Acción

Av. Norte 1600

T: (02656) 47-6847

Cabalgatas, turismo aventura y turismo minero

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.