Alberto Ajaka. “Detesto armar la valija”

(0)
22 de febrero de 2015  

–¿Fuiste mochilero alguna vez?

–No, prefiero el confort.

–¿El primer viaje que recuerdes?

–Recuerdo como algo muy grato unas vacaciones de chico, tendría 6 años, cuando fuimos a Bariloche con mi familia. Me tiré al Nahuel Huapi con unas zapatillas Blitz de cuero, por las rocas.

–¿Y el primer viaje solo?

–A los 12 o 13 años fui a la casa de un amigo en Mar del Plata. Él se había ido a vivir allá, y yo fui a visitarlo. Me quedé como una semana. Un momento de mucha libertad, porque si bien estábamos en la casa de sus padres íbamos a la playa, salíamos a bailar, conocimos chicas, íbamos a los jueguitos, ese tipo de cosas.

–¿Cuál es el viaje más largo que haya realizado?

–Por 2008 estuve 45 días en Europa con la compañía del Sportivo Teatral, presentando un espectáculo de Ricardo Bartís que se llamó De mal en peor.

–¿Una máxima para armar la valija?

–Armar la valija es algo que detesto. Empiezo bien, con cierto orden, un suéter o alguna campera abajo, los zapatos siempre envueltos en algo, todo bien acomodado, pero cuando voy por la mitad y el tamaño de la valija no me coincide con la combinatoria de cómo está doblada la ropa, empiezo a tirar las cosas como vienen. Soy muy malo armando la valija.

–¿Un barrio de Buenos Aires al que te guste volver?

–Me gusta mucho un barrio que está en Agronomía con unas construcciones inglesas que me parecen encantadoras, muy atractivas. Ciertas zonas de los caserones de Flores también me gustan mucho, me transportan muy rápidamente a la literatura de Arlt. También me gusta caminar por el Bajo, Paseo Colón, la Facultad de Ingeniería, toda esa parte también me atrae.

–¿Una escapada favorita de fin de semana?

–Habitualmente no salgo los fines de semana porque siempre trabajo. Pero cualquier salida que esté vinculada al campo de la provincia de Buenos Aires siempre me gusta.

–¿Una sala de teatro que recuerdes especialmente?

–Cuando estuve girando por Berlín tuve la suerte de entrar al Volksbühne, que es un teatro del pueblo del lado oriental. Un teatro muy lindo, de los años 40 o 50. Como dijimos que éramos actores de una compañía argentina, tuvimos la oportunidad de hacer todo un recorrido por las instalaciones, desde la cantina donde comen los actores –almorzamos ahí el menú del día–, los pasillos y el escenario hasta los camarines. Es una sala bastante emblemática y fue una experiencia muy didáctica, por lo menos.

–¿Un día de vacaciones perfecto?

–Cualquier día de vacaciones perfecto para mí tiene que estar vinculado a la comida y la bebida, sin grandes traslados ni grandes esfuerzos. Me imagino en una terraza, con una bella vista al mar, comiendo pescado y tomando vino blanco. Como fantasía podría ser en la costa de Grecia o en Cerdeña, Italia. Pero sin mucho movimiento, sin subirme al barquito ni nada. Con una muy linda mesa, lindos cubiertos y mantelería, una linda compañía, todo muy lindo. Me pasaría todo el día perfectamente y sin moverme de ahí.

Confusión en Nueva York

Habíamos viajado con mi mujer (la actriz María Villar) a Nueva York para la presentación de una película de Matías Piñeyro en la que ella trabajaba. En los últimos días fuimos a la fiesta de cierre en un hotel, todo muy de alta gama. En un momento se me acercó el hermano de Michael Keaton, se presentó y me dijo que era un gran film el que yo había hecho. Me había confundido con Iñárritu, el cineasta mexicano, que también estaba en la fiesta. Traté de explicarle que no era el director, pero no fue el único que me confundió. También el servicio de camareros me había confundido: se me acercaron para decirme que ellos me atenderían toda la noche, así que degusté un catering de alta calidad. Cuando algún invitado se acercaba, yo mostraba como una especie de malhumor si lo hacían en inglés, pretendiendo que me hablaran en español, y mis compinches pedían que no molestaran a Iñárritu. Inolvidable.

Alberto Ajaka es actor. Protagoniza Otro estilo de vida junto a Inés Estévez, Marco Antonio Caponi y elenco, con dirección de Lía Jelin. En el teatro Tabaris, Av. Corrientes 831.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.