Carta de otoño con vista al mar

Pastas, parrilla, pescados, mariscos y más en un amplio menú de recomendaciones para los últimos veraneantes
(0)
12 de abril de 2009  

MAR DEL PLATA.- El otoño es una época especial en esta ciudad. El sol afloja, pero suele garantizar días de playa como para volver a casa con un suave dorado. Con los últimos veraneantes, Mar del Plata entra en el habitual ritmo de todo el año, con sus múltiples atractivos, entre los que se destacan las salidas a comer.

Si de pescados y mariscos se trata, se impone un paseo por el puerto. La banquina parece detenida en el tiempo, con las coloridas embarcaciones de los pescadores. Aquí nacieron en los años 40 algunos lugares como el Atlántico, donde Sabino Montenegro deleitaba con sus recetas caseras a los turistas reconocidos artistas de esos tiempos que llegaban después de cada actuación, para disfrutar de una dilatada cena hasta la madrugada. Cerca estaba Landeyra, restaurante familiar que marcó toda una época con la primera carta gourmet, con platos para degustar la pesca seleccionada recién salida del mar y una aún recordada sabrosa sopa de pescado.

Luego vinieron Chichilo y, en los años 50, El Viejo Pop, cálido reducto instalado en pleno puerto. Algunos de estos nombres aparecen sólo como un recuerdo, en nuevos locales que se suman a la oferta gastronómica instalada hoy alrededor del Centro Comercial Puerto, paseo de compras de productos envasados en la zona, y una serie de sitios para comer con mesas al aire.

Sobre la avenida Martínez de Hoz, casi oculto, está Viento en Popa, del Ñeco Cioffi, ex rugbier local que sigue cultivando legiones de seguidores de sus buenos productos; variedad de pescados en sencillas recetas escritas a mano en una improvisada carta, junto a impagables trillas y crocantes calamaretti fritos. Imposible acceder sin reserva previa. Pequeño e íntimo, Torre Cerchiara, en Punta Mogotes, es el lugar ideal para disfrutar de una buena cocina de pescados y mariscos, y deleitarse con sus langostinos a la plancha.

Los españoles que también irrumpieron en la ciudad trajeron sus clásicas recetas, especialmente suculentas paellas y cazuelas de mariscos, que en lugares clásicos como el Rincón Basko, el Cantábrico o Los Vascos continúan seduciendo como el primer día, junto a los comedores del Centro de Castilla y León o el Centro Vasco Denak Bat.

Harina y agua son los ingredientes básicos de cualquier masa. Y en la Perla del Atlántico, tanto en las pastas como en la panadería y confitería sobresalen variedad de productos con un sabor especial que muchos atribuyen a la calidad del agua de la zona. Las pastas rellenas marplatenses, con los famosos sorrentinos a la cabeza, son uno de los platos más requeridos. Parte de su historia de éxito fue Montecatini, icono de la gastronomía marplatense. Fue Pedro Suffredini, su fundador, el que en 1963 se instaló en la Av. Colón y Corrientes, con un gran comedor donde en aquellos años era común ver largas colas. Sus descendientes aggiornaron hoy la propuesta creando dos nuevos sitios, uno en La Perla y otro más íntimo en pleno centro, con mucha madera y boxes en su ambientación, donde se puede disfrutar de un amplio menú, que suma a las famosas pastas, pescados y mariscos. Imperdible para compartir la tablita con delicias del mar y otros platos pensados por el chef Guillermo Bastida.

La impronta de la cocina italiana está presente en otros lugares especializados en pastas rellenas. En la lista de los recomendados por los marplatenses de buen paladar están Dei Fiori, La Nonna Emma, La Nonna Rafaella y Tisiano.

De carne son

Hay más de 60 parrillas y lugares especializados en carne para elegir en Mar del Plata. Todo un hallazgo, El Maute espera en los finales de la Av. Juan B. Justo con asado a la cruz y platos salidos del horno de barro, y un memorable pastel con carne cortada a cuchillo. En Lo de Nino, cuya apertura contó con el asesoramiento de Hugo Echevarrieta, dueño de La Brigada de Buenos Aires, ofrecen cortes especiales y achuras finamente trabajadas.

Cocina de autor

Tan de moda en Buenos Aires, la denominación tiene poco uso en Mar del Plata. Así, existen algunos sitios de una cocina con sello propio. Como Sarasanegro, del matrimonio de Fernanda Sarasa, a cargo del servicio, y Patricio Nero, que desde la cocina envían platos a base de pescados, mariscos y carne en delicadas combinaciones de sabores. Leo Jasiuk, que fue chef ejecutivo del NH City de Buenos Aires, aterrizó, con sabores hispánicos, en la cocina del recién reabierto hotel Provincial, de la misma cadena.

Datos útiles

En comparación con Buenos Aires, comer en Mar el Plata es más barato. Una comida en cualquier restaurante, en general, cuesta entre $ 30 y 50 por persona, con bebidas.

  • Sarasanegro. San Martín 3458. Tel.: 4730808
  • Montecatini Alpe. La Rioja 1489. Tel.: 4924299
  • Viento en Popa. Av. Martínez de Hoz 257. Tel.: 4890220
  • Torre Cerchiara. Luis Vernet 1699. Tel.: 4841233
  • Cantábrico. Av. Juan B. Justo 1782. Tel.: 4800739
  • Los Vascos. Av. Martínez de Hoz 643. Tel.: 4800200
  • Rincón Basko. Av. Juan. B. Justo 2201. Tel.: 4932621
  • Centro de Castilla y León. H. Yrigoyen 2067
  • Centro Vasco Denak Bat. Moreno 3440. Tel.: 4950308
  • El Maute. Av. Juan B. Justo 5582. Tel.: 4812470
  • Lo de Nino. Lamadrid 2358. Tel.: 4951924
  • Tisiano. San Lorenzo 1332. Tel.: 4863473
  • Dei Fiori. Olavarría 2529. Tel.: 4517269
  • La Nonna Emma. Alvear 100. Tel.: 4897545
  • La Nonna Rafaella. Alberti 2583. Tel.: 4935861
  • Amigos del Mar. Guido 2056. Tel.: 4916054
  • Oceanside. Bv. Marítimo 3300. Tel.: 4515378
  • Golf Club Mar del Plata. A. del Valle. 3940. Tel.: 4862323
  • Hotel Provincial. Av. Peralta Ramos 2502. Tel.: 4995900
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.