Se festejó el Inti Raymi. Cuando el sol acaricia Cuzco