Un viaje para disfrutar de a poco, como un buen trago. Desde Asuán hasta Luxor, por el Nilo