Dos gigantes que ganan el campeonato

Visitar los estadios que hay en el sur de los Estados Unidos equivale a un triunfo para todo viajero
Visitar los estadios que hay en el sur de los Estados Unidos equivale a un triunfo para todo viajero
(0)
31 de agosto de 2001  

HOUSTON.- Los dos estadios techados más grandes del mundo se encuentran en los Estados Unidos: uno está en la ciudad texana de Houston, y el otro, en Nueva Orleáns. Sólo por uno de ellos (el Astrodome, de Houston, que tiene un radio de una manzana y media) pasan unos 50 mil turistas al año, aprovechando las visitas guiadas que organiza el propio estadio.

Cuando fue construido, hace 36 años, costó 45 millones de dólares y los norteamericanos se referían a esta gigantesca mole redonda como a la Octava Maravilla, ya que era el campo deportivo techado (con su cúpula de domo abovedado) más grande del mundo. Hace dos años se terminó de construir en Nueva Orleáns lo que han llamado el estadio definitivo . Se trata del Superdome, que le sacó media manzana de ventaja al Astrodome, porque su forma circular tiene un radio de 200 metros y una cúpula que asemeja las facetas de un diamante tallado.

En el Astrodome de Houston, los fanáticos más ricos del béisbol o del fútbol americano se anotan en una lista de espera para seguir los avatares de sus equipos predilectos, dispuestos a pagar entre 24 mil y 64 mil dólares por las costosas Star Columbia Suites, con servicio de mayordomo, para una temporada completa de béisbol de los Astros; y entre 50 mil y 65 mil dólares por una temporada de fútbol americano para alentar a los Oilers.

En la visita -por demás interesante- los guías explican el funcionamiento de estos monstruosos complejos, además de proyectar videos deportivos con acontecimientos importantes que hayan tenido que ver con la historia y la vida del estadio.

Espectáculos a lo grande

Tanto el Astrodome como el Superdome son utilizados para una diversidad de espectáculos. Por ejemplo, en el estadio texano, se realiza la más grande exposición de ganadería de los Estados Unidos (famosa en el mundo) y el mayor certamen de rodeo del país, además de servir de sede para conciertos, obras de teatro, etcétera.

El récord de recitales musicales lo tienen los Rolling Stones, que juntaron, en 1997, a 87.500 rockeros, una marca superada sólo por el papa Pablo VI, que reunió en una de sus misas a 88.000 peregrinos.

El tamaño de estos estadios parece no tener parangón. En el Astrodome de Houston, desde el punto central de la pista hasta el sitio más alto de la cúpula (sostenida por 72 columnas de acero y cuyo diámetro es de 196 metros) hay nada menos que 63 metros de altura. Podría caber en él un edificio de unos 18 pisos. Gracias a la transformación automática de sus pisos, se puede ver un partido de béisbol por la tarde y uno de fútbol por la noche, o ampliarlo de manera excepcional para rodeos o exposiciones de ganadería. Es que los 15.000 asientos de las gradas más bajas se pueden desplazar hacia atrás o hacia delante, para darle forma a la pista.

Uno de los aspectos más deslumbrantes de la visita es la inmensa góndola colgante con capacidad para albergar a 20 periodistas y camarógrafos. Por ejemplo, cuando se juega fútbol, la cabina pende a 30 metros de altura, y durante los partidos de béisbol a 60 metros, para prevenir el peligroso golpe de los bateadores.

Por su proximidad con el golfo de México, ambos estadios están preparados como refugios y para recibir vientos de hasta 200 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 300.

En el caso de estos temporales, la cúpula cambia su forma circular por una oval. La prueba mayor de resistencia la tuvo el Astrodome en 1983, cuando asoló en Houston el famoso huracán Alicia. El costo del Superdome de Nueva Orleáns fue de 173 millones de dólares, más otros cien adicionales durante sus primeros 10 años de funcionamiento. Muchos opinaron que para la ciudad había sido una mala inversión. Pero cuando se conocieron los números de lo recaudado en el mismo tiempo, 1000 millones de dólares, se dieron cuenta de que habían inventado... la Novena Maravilla.

Datos útiles

Cómo llegar

En avión: US$ 1350

Hasta Houston, de ida y vuelta, con tasas e impuestos.

Alojamiento

* * * US$ 90

* * * * US$ 160

* * * * * US$ 300

Tarifas por habitación doble

En Internet:

  • http://www.houston-guide.com
  • http://www.ballparks.com/baseball
  • http://www.superdome.com
  • MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.