El cerro guarda leyendas en sus faldas

Creencias populares
(0)
27 de octubre de 2000  

"Maver qué pasa que ´ta bramando El Morro. Maver si desconoce u si viene el malón ", decían los lugareños, según cuenta Francisco Ibáñez en un inefable relato rescatado por Berta E. Vidal de Battini en Cuentos y leyendas populares de la Argentina .

Porque no es extraño que este cerro, al que estuvo ligada la supervivencia de sus moradores, haya sido objeto de supersticiones y creencias que lo sacralizan como ente sobrenatural. La más conocida es la del bramido: cuando algún forastero o criollo de mala índole pretende ascenderlo, éste lo desconoce, gruñe, y se envuelve en un manto de niebla tan espeso que el extraño se pierde irremisiblemente.

Esto lo hace, afirman los nativos, para resguardar grandes tesoros -llamados tapaos -, puestos bajo su tutela por antiguos pobladores temerosos de los saqueos indígenas, y que nunca volvieron por ellos.

Pero el bramido también podía ser el aviso del inminente malón, alarma que el cerro daba ni bien se dibujaba en el horizonte la inconfundible polvareda, permitiendo que los cristianos se resguardaran a tiempo sobre su inexpugnable falda.

Pero la leyenda más hermosa es la que afirma que existe una laguna, en el mismo potrero de la cumbre, donde vive la madre del agua , descrita también por Ibáñez: "... es rubia, con el pelo como barba ´e choclo." " Si aparece peinándose con un peine di oro. Dicen que tiene el pelo larguísimo, que cuasi la tapa como un rebozo, porque ´ta desnuda y es blanquísima", "... siempre se sienta sobre un peñazco y como sale cuando ´ta juerte el sol, brilla como si fuera una vislumbre di oro". La deslumbrante niña se aparece a los muchachones , a quienes busca seducir y llevar a la laguna, de donde no regresan jamás. Y no está sola en tal cometido, también aparece el "toro negro de aspas de oro" , que hace lo propio con la hacienda que pasta en el potrero.

Por eso, "ya se ve que nu es cosa güena la que hay en la laguna" , afirma el relator citado por Vidal de Battini. "Hay como otro mundo. Todos creen qui hay un pueblo áhi. Claro, por lo que se ve, hai ser no más..."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.