El comienzo de la lucha contra los médanos

Apuntes históricos sobre el balneario
(0)
21 de diciembre de 2001  

Según la licenciada Marta Muro, los registros más antiguos de la zona informan que los campos denominados los Montes Grandes de Juancho pertenecían a José Suárez y abarcaban 70.000 hectáreas.

"En 1835 -dice Muro en el trabajo Antecedentes históricos de los orígenes del municipio de Pinamar - éstos aparecen como propiedad del general Félix de Alzaga, que fuera jefe del regimiento El Restaurador, durante el gobierno de Rosas.

Ellos son heredados por Martín de Alzaga, quien a su vez los deja, en 1870 como herencia a su esposa, Felicitas Guerrero, con la que se había casado en 1862.

"La viuda -escribe Muro- perdió trágicamente la vida en Buenos Aires y las propiedades pasaron a manos de su padre."

Hombres visionarios

Luego heredaron sus otros hijos y se repartieron las tierras. En 1907, se crea Colonia Divisadero, actual General Juan Madariaga, y se vende una fracción de tierras a los belgas Robette y Poli, donde posteriormente se realiza el proyecto denominado Balneario Ostende.

De aquel ambicioso plan hoy sólo queda parte de la rambla que construyó el arquitecto Hugier Augusto Julio.

"...En tanto otro hombre, Héctor Manuel Guerrero, propietario del establecimiento Dos Montes, se propone transformar la zona medanosa en un inmenso y frondoso bosque", cuenta Muro. Allí comienza la historia de lucha contra los médanos.

Los pormenores son casi infinitos y surgen nombres de visionarios como los hermanos Pallavini y tantos otros, hasta llegar finalmente a los fundadores de Pinamar, es decir, la sociedad compuesta por Jorge Bunge y Valeria Guerrero de Cárdenas, más un grupo de importantes industriales, surgida en 1942.

El nombre elegido en la primera reunión se debió a que se trataría de un lugar en el que se podía gozar de los pinares y el mar. Así surgió Pinamar.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.