Tandil. El vino entre embutidos