En el parque Yoho se gastan las suelas