Pasajeros frecuentes. En Madrid se cocina la gastrobotánica