El cerro Catedral, como hace 50 años. Esquí a la vieja usanza