Estudiar y conocer, la nueva opción joven

Viajes para hacer cursos, generalmente de idioma, y ademásaprovechar la oportunidad para pasear.Europa y Estados Unidos, los destinos preferidos
(0)
11 de junio de 2006  

El dilema de estudiar o vacacionar puede quedar, al menos por unos días, en el pasado. Y una de las maneras de lograrlo es hacer las dos cosas al mismo tiempo: tomarse unas vacaciones inteligentes.

¿Cómo es esto? Son varias las agencias de viajes que, a través de convenios con cadenas de escuelas del exterior, ofrecen programas con diversos destinos y en los que combinan, con un mínimo de estada de dos semanas, el dictado de cursos con excursiones y actividades recreativas.

Lo más común a la hora de realizar un viaje inteligente es optar por un solo curso, generalmente de un idioma en el país de origen de la lengua elegida, y combinarlo con paseos y otros entretenimientos. Aunque también, para los más estudiosos, se ofrecen planes en los que a las clases de lenguaje extranjero se le suman otras como, por ejemplo, esquí, pintura, fotografía y hasta degustaciones de vinos.

A los que les interesa, lo mejor es apurarse porque durante julio y agosto es cuando más ofertas existen. De todas maneras, para aquellos a los que les gusta organizar con tiempo sus viajes, las posibilidades se dan durante todo el año, y en enero y febrero vuelve a acrecentarse el abanico de opciones porque, además de ser época de vacaciones, la mayoría de las instituciones o colegios del extranjero están preparadas para recibir los contingentes.

Inglés y esquí

"Fue una gran experiencia", cuenta a LA NACION Ximena Pereyra Iraola, joven de 20 años, que el verano último viajó con la agencia ESC Organization, una de las pioneras, a Montreux, Suiza, para perfeccionar su inglés. Durante un mes, todas las mañanas tomó clases de idioma, algunas compartidas con los alumnos que cursan el nivel secundario en el Instituto Monte Rosa donde fue a estudiar, y otras con compañeros de otros lugares del mundo que sólo iban a mejorar su inglés.

"Por las tardes iba a esquiar o de paseo al centro, y los fines de semana hacía los programas de excursiones, como la visita a un parque de diversiones acuáticas", rememora, feliz.

"Si bien hay tantos destinos como lenguajes para estudiar, el idioma más requerido es el inglés y el 80 por ciento de los viajeros se reparte entre Europa y Estados Unidos", cuenta Pablo Godoy, gerente de producto de Asatej, otras de las agencias que promueve estos viajes de estudio.

Aunque hace mucho tiempo que se organizan estas experiencias en el exterior, los destinos cambiaron después de 2001. Inglaterra, a pesar de sus costos más elevados, sigue siendo uno de los países más elegidos para estudiar inglés, pero también se posicionaron lugares como Canadá, Australia y Nueva Zelanda, y surgieron otros como Sudáfrica, requerido por sus menores costos y por la posibilidad de hacer safaris o simplemente pasearse por las playas de Cabo Verde.

"En cuanto a Londres, se explica su requerimiento porque a pesar de ser uno de los lugares más caros brinda una enseñanza de gran calidad debido a que funciona como una gran escuela de idioma -cuenta Marcelo Pironelli, del departamento de estudios en el exterior de Welcome Abroad-. Allí, hay muchas instituciones que compiten en cuanto a calidad."

Pero no todo es volver con un certificado de perfeccionamiento en inglés, y el abanico de destinos se extiende también para los interesados en aprender francés, alemán, portugués o incluso chino, y por qué no viajar hasta Pekín.

A la carta

Cada viajero puede armar su itinerario según sus necesidades y son varias las opciones que tiene a su disposición. En general, para los niños o jóvenes, las salidas se realizan en grupos de hasta 30 personas, pero también pueden hacerse de manera individual. Las edades de los que parten en contingente van desde los 9 hasta los 22 años y el promedio de edad es de entre 15 y 17 años. En cuanto al viajero solitario, si bien no hay límite de edad, lo más común es que lo hagan los que tienen entre 28 y 30 años.

El alojamiento también es a elección y, generalmente, incluye la media pensión con desayuno y cena. Se puede optar por hospedarse en casas de familias, que son las más económicas, aunque a aquellos que no les interese o requieran un poco más de privacidad, pueden elegir departamentos, hoteles o residencias estudiantiles.

Las casas de familias son entrevistadas y seleccionadas para garantizar que la estada de los alumnos sea la más agradable posible y son recomendadas para los estudiantes más jóvenes porque logran un contacto más directo con la cultura del país.

Además, incluso aquellos que no se sientan cómodos pueden solicitar el cambio de lugar, como le pasó a Jimena López, que a sus 17 años viajó a Londres también a perfeccionar su inglés. "Con una amiga paramos en una casa y no nos sentíamos muy a gusto, pedimos el cambio y nos pasaron con gente que nos trató re bien, nos prestaban la computadora y nos invitaban a salir", cuenta feliz.

Si bien es aconsejable tener un conocimiento previo del idioma a estudiar -de esa manera el aprendizaje es más efectivo e incluso hay escuelas que así lo exigen-, también se dictan cursos para principiantes. "Yo lo aproveché porque tenía buena base, perfeccioné mi conversación y aprendí bastante", cuenta Jimena. Y agrega: "Pero de verdad en mi caso lo más importante fue la experiencia de vida y la posibilidad de conocer gente de todos los lugares, de sentirme más independiente y conocer paisajes maravillosos como el de las excursiones que hicimos a Escocia y Oxford".

También, la seguridad y el confort son un tema primordial para los padres que envían a sus hijos. Patricia Bombau, mamá de dos jóvenes que viajaron por tres semanas a Suiza, quedó conforme y asegura que estuvieron bien cuidados. "Desde el colegio siempre estaban en contacto conmigo y eso me dejaba tranquila", dice Patricia, que se siente feliz por haberles permitido vivir esa experiencia. "Aunque la base de idioma que tenían mis hijos no era buena, creo que lo valioso fue el viaje, además de desinhibirse en cuanto a la lengua extranjera." Hoy siguen estudiando aquí.

Cuestión de números

Los costos de las vacaciones inteligentes varían según las opciones elegidas para armar cada paquete. Según el destino, el tiempo de estudio y el nivel del curso, el tipo de alojamiento y las excursiones, se pueden acrecentar o achicar los valores.

De todas maneras, un viaje típico de tres semanas para estudiar inglés de manera intensiva en Londres, con pensión completa en casa de familia, los aéreos incluidos y una serie básica de actividades, deportes y visitas turísticas, ronda los 3000 dólares.

Un poco menos o un poco más, ése es el número que hay que tener en cuenta para incluir los gastos del seguro de viaje, el pasaporte actualizado, la matrícula de inscripción al curso, e incluso la visa que se requiere para entrar en algunos de los países.

Aunque todas las agencias asesoran a los estudiantes en los trámites para adquirir la visa, es bueno saber que para poder tomar un curso de más de 16 horas por semana en Estados Unidos se necesita la de estudiante (F1), que se obtiene con el formulario I-20 que envía el college extranjero para que el viajero argentino la tramite en el consulado.

El porcentaje de rechazo de otorgamiento de la F1 es muy inferior al de la de turista (B1) ya que se trata de una visa limitada a la duración del curso, más 30 días en carácter de turista.

Estos requisitos varían según cada país; por ejemplo, para destinos como Australia y Canadá se necesita una visa de turista para quienes deseen tomar un curso que sea menor a los tres meses; mientras que para Nueva Zelanda no.

Lo recomendable es acercarse a las agencias y armar el programa a gusto. Además, hasta algunas de ellas aconsejan no cerrar las excursiones de antemano porque es mejor elegirlas en el lugar.

"Todos los colegios y universidades ofrecen actividades y viajes, y muchas veces es mejor seleccionarlas allá porque depende de cómo se adapte el viajero", dice Tomás Novick, de TripNow.

En fin, no hay excusas para aquellos que quieran vivir una experiencia diferente y en otras lenguas.

Programas para salir de viaje con los libros bajo el brazo

Algunos programas para ir con los libros y pasear.

ESC Organization, entre sus múltiples programas, ofrece uno de idioma y esquí en Suiza. La propuesta de cuatro semanas en enero y febrero incluye medio día de estudio (puede ser inglés, francés o alemán) y medio día de esquí, deportes invernales, actividades y excursiones. Los estudiantes se alojan en colegios suizos con chicos de 30 nacionalidades. Desde US$ 3750. Para los que quieren irse ya, hay programas en julio y agosto, por dos semanas, para estudiar y esquiar en las nieves eternas.

Welcome Abroad ofrece una salida grupal acompañada por profesores en enero de 2007, para estudiar en el Oxford English Centre, Inglaterra. El programa de cuatro semanas cuesta US$ 3790 e incluye: aéreo, traslados de arribo y salida, matrícula de inscripción material, de estudio y libre acceso al Multimedia Learning Centre, alojamiento en casa de familia seleccionada, con desayuno. También tres excursiones.

Una de las propuesta de Star Travel es a Brighton, Inglaterra, con salida el 26 de enero y regreso el 18 de febrero. El curso de inglés, de 20 horas semanales, se realizará en la Embassy Ces. Tarifa: US$ 3080, incluye aéreo directo a Londres, traslados de ida y vuelta, matrícula e inscripción, el curso, alojamiento en casa de familia con pensión completa (desayuno, almuerzo y cena), actividades diarias después de clases y excursiones a otras ciudades.

O Viajes ofrece cursos de inglés en Nueva York para todos los niveles en el Rennert Bilinguay, 5 minutos a pie de la Grand Central Station y la terminal de ómnibus. Para tener una idea, el programa de cuatro semanas de curso intensivo cuesta 1140 pesos.

Datos útiles

Lo que hay que saber

Las agencias que se dedican a esta modalidad de turismo inteligente tienen varias propuestas y destinos.

Para despejar algunas dudas, lo mejor es navegar un poco por los sitios Web de las principales empresas. Allí, el interesado encontrará una gama enorme de posibilidades, donde podrá enterarse de cursos, excursiones y demás actividades.

Como en general se trata de gente muy joven, estos sitios de la Web son ideales para que los padres puedan saber detalles de dónde están sus hijos y hasta hay e- mails de familias o de referentes en el extranjero para acercar las distancias.

Dónde consultar

ESC Organization. Lavalle 1362, 5º Piso. 43710324. www.esc-organization.com.ar

Welcome Abroad. Esmeralda 672, 6º piso. 43226639. www.welcomeabroad.com.ar

Tije. San Martín 640, 6°; 4326-5665; www.tije.com

Asatej. Florida 835, 3º piso, of. 329. 4114-7585; www.asatej.com

Tripnow. Córdoba 2032 1°; 5217-9777; www.tripnow.com.ar

STB. Viamonte 577, 3° Of. 47; 4521-2727; www.stb.com.ar

Star Travel. Avda. Córdoba 679. 3º piso C. 5199 4445 al 48. www.startravel.com.ar

O Viajes. 43716137. www.oviajes.com.ar

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.