Fangio pica en punta con los hoteles temáticos

Crearán una cadena dedicada al múltiple campeón mundial, con establecimientos de cuatro y cinco estrellas. El primero, en su tierra natal
Martín Wain
(0)
15 de enero de 2012  

BALCARCE.- Cada vez hay más hoteles dedicados a celebridades, desde el Jules Undersea Lodge, una propuesta temática alrededor de Julio Verne, hasta el Hard Days Night, un hotel boutique que rinde homenaje a Los Beatles, en el corazón de Liverpool. La inminente apertura del hotel Boca Juniors es noticia en territorio porteño. Ahora, la tendencia llega también a Balcarce.

Ciudad fierrera como pocas en el país, su hijo pródigo y máxima figura es Juan Manuel Fangio. A él estará dedicada una cadena de hoteles de cuatro y cinco estrellas cuyo primer edificio se instalará aquí, y los siguientes, en ciudades del país vinculadas con el automovilismo. El acuerdo fue firmado por la desarrolladora inmobiliaria Pampa Urbana y la Fundación Fangio.

El gran automovilista argentino nació en Balcarce el 24 de junio de 1911. Dicen que era tan rápido que vio la luz un día antes, ya que en su documento figuraba el 23. Para el centenario de su natalicio, la ciudad organizó un desfile e inauguró un monumento. También se celebró, en 2011, el 25° aniversario del museo dedicado a su figura. El anuncio de los Hoteles Fangio fue el tercer gran homenaje del año. Se firmó en diciembre, con vistas al 2013, cuando estiman que estará listo el primer edificio.

Balcarce atrae especialmente a viajeros argentinos seducidos por el entorno serrano, la laguna Brava y las carreras en el autódromo Juan Manuel Fangio. La proximidad de ciudades como Miramar, Necochea, Tandil, Lobería y, por supuesto, Mar del Plata (a 64 km) favorece la llegada de turistas. También arriban muchos extranjeros atraídos por la historia del quíntuple campeón mundial.

La ciudad tiene hasta ahora cuatro hoteles y algunas hosterías. También hay casas familiares que ofrecen alojamiento -en especial, cuando se corre el Turismo Carretera- y cabañas y opciones rurales en los alrededores de la laguna.

Un legado hospitalario

El Chueco Fangio disputó su primera carrera a los 25 años, con un auto prestado. Pero recién a los 38, luego de triunfar en otras categorías, debutó en la Fórmula 1. A lo largo de su carrera ganó 24 Grandes Premios de 51 disputados. Su última victoria la consiguió a los 46 años, en el Gran Premio de Buenos Aires.

"Nuestro objetivo es transmitir sus valores deportivos más que sus logros en competencia -destacó el presidente de la Fundación Fangio, Antonio Mandiola-. También, nos entusiasma la idea de ligar su nombre a la industria de la hospitalidad, valor que él profesó a lo largo de su prodigiosa vida."

Cada hotel Fangio tendrá de sesenta a cien habitaciones, además de una decoración temática que "intentará reflejar la mística del legado de Fangio, aunque conservando todos los estándares internacionales de la hotelería actual", explicó la constructora. También contará cada edificio con un Fangio Sport Café, similar al que se encuentra frente a la plaza principal de Balcarce.

Este bar temático fue montado en un garaje construido antes de tiempo. Eran los años 80 cuando un visionario creo el estacionamiento de tres plantas en una ciudad donde todos los habitantes dejaban sus autos en la calle. Por supuesto, el proyecto fracasó y quedó definitivamente abandonado en los años 90. Hoy sería un éxito: Balcarce tiene unos 23.000 vehículos para 47.000 habitantes, y muy poco lugar donde estacionar.

Pero el bar temático parece lo mejor que podría haber pasado allí. No sólo por la memorabilia, sino porque se aprovecha la estructura del garage para exhibir autos antiguos que no tienen lugar en el Museo Fangio. Justamente, la Fundación Fangio usa el lugar como anexo, aprovechando sus rampas y bandejas.

El museo es en sí el lugar para visitar. El circuito empieza con la historia del Chuequito, atraviesa luego una reproducción del viejo taller donde se inició en la mecánica, exhibe su etapa Sport y narra la historia de su epopeya su- damericana, entre otros hitos.

Hay coches de otras figuras del automovilismo, como el Alfa Romeo 8C-308 de Oscar Gálvez, el McLaren MP43 de Ayrton Senna, Renault RE-30 de Alain Prost, o la Coupé Chevrolet (tricampeona) de Juan María Traverso.

Pero lo más importante es la exhibición de los principales vehículos de Fangio, desde el que usó en su debut amateur -corrió con el seudónimo Rivadavia, que era el club donde jugaba al fútbol- hasta, entre muchísimos otros, la Maserati 250F (de F1, cuando fue campeón en 1957) y la legendaria Flecha de Plata, "un auto perfecto -según Fangio- del tipo que los pilotos soñamos durante toda la vida".

Salir al sol

El autódromo, cerrado tras el accidente fatal de Guido Falaschi, suele ser uno de los sitios más visitados por los turistas. Está enclavado en una ladera de la sierra La Barrosa y cuenta con tribunas naturales, que ofrecen vistas panorámicas para ver el circuito y sus alrededores rurales.

En la ciudad se destaca la plaza diseñada por Francisco Salamone, junto con otras obras del sorprendente arquitecto, como una escuela, el matadero y el cementerio. Otro paseo abierto cerca del centro es el parque del Cerro El Triunfo, un espacio municipal con formaciones rocosas, y un anfiteatro natural, junto a la Pulpería Carlos Máximo Cabrera, que es un restaurante ambientado con su esencia original y gastronomía de la región. En las afueras está la laguna Brava, de 420 hectáreas, donde se practican deportes náuticos y cuyos alrededores ofrecen trekking, pesca y cabalgatas.

Datos utiles

Cómo llegar

Desde Buenos Aires, son 406 km, mayormente por la Autovía 2 Juan M. Fangio. Se empalma en Coronel Vidal con la RN 55.

Qué hacer

Museo Fangio. Mayores $35; Menores y jubilados, 20. Más, en www.museofangio.com

Más información

www.balcarce.gob.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.