Fórmula infalible: día de campo con asado y cabalgata

De la mañana a la tarde en la estancia Don Silvano, una propuesta más accesible que alojarse, pero con todos los condimentos de la vida rural
Andrea Ventura
(0)
29 de junio de 2014  

Apenas unos pasos separan la estancia Don Silvano de la transitada ruta 8, muy cerca de Capilla del Señor, pero en la fría y soleada mañana invernal, el campo está todavía dormido, con un silencio y una paz que los que venimos de Capital disfrutamos el doble.

De a poco empiezan a llegar los visitantes, muchos del exterior, para el clásico día de campo, un fugaz encuentro con las tradiciones gauchas con la clásica fórmula de asado, cabalgatas y aire puro, que no falla. Una buena alternativa para los que están planificando hacer algo diferente en las vacaciones de invierno que se aproximan.

En Don Silvano está todo muy organizado, casi como un circuito que invitan a seguir. Una propuesta muy similar a la que ofrecen muchas estancias de Buenos Aires abiertas al turismo y que hacen del día de campo un buen caballito de batalla, más accesible que alojarse en los cascos centenarios.

Primero, el turno de las empanadas de carne con vino servidas en el quincho, para continuar con la panza llena y el corazón contento.

Después la hora de la cabalgata, una vuelta a caballo especial para principiantes, que se interna durante quince minutos en un sector de esta estancia de 380 hectáreas. Con alta concurrencia de pequeños jinetes, durante el paseo a paso tranquilo y con la clara prohibición de galopar se ven ovejas y hasta llamas. Los que no se animan pueden pasear en carruaje.

"Silvano era mi bisabuelo, que vino de Italia y puso una parrilla, que atendía mi bisabuela en el campo. Después mi abuelo lo amplió con un comedor más grande y habitaciones, y ahora es una estancia con producción ganadera, un sector de siembra y actividad turística", cuenta Rodrigo Lisiardi, bisnieto de Silvano, que se crió entre los caballos y que sigue adelante con el campo familiar.

El casco estilo victoriano de los años 30 junto con la caballeriza transformada en hotel reciben a los que se quedan a dormir en 25 habitaciones.

Una campana anuncia que la comida está lista. En un gran comedor muy bien calefaccionado, las mesas están servidas con las ensaladas. Enseguida empieza el desfile de las carnes: morcilla, chorizo, pollo y vacío (se extrañó el asado). Y mientras se come se disfruta de un show que mezcla el cancionero regional argentino, danzas folklóricas y hasta temas clásicos de los países de los que llegan los comensales.

Así, mientras se saborea la carne se ve bailar zamba, gato, chacarera, malambo y malambo con boleadoras. Incluso tango, donde invitan a los presentes a dar los primeros pasos del 2x4.

Al finalizar el postre, ya en el campo, se hacen demostraciones de destrezas criollas para volver a casa con algunos capítulos de la vida gauchesca aprobados.

Antes de la merienda con pastelitos y tortas fritas, y de la despedida, se puede andar en bici, descansar al sol y hasta hacer compras en la talabartería de artículos camperos.

Cómo llegar: ruta 8, km 87,300, Capilla del Señor. 0810-555-0131; info@donsilvano.com

Tarifas: día de campo. Durante las vacaciones de invierno está abierto todos los días. El día de campo incluye recepción con empanadas, asado y merienda, y bebidas. También paseo a caballo, $ 378 para los mayores y un 50% menos para los menores de entre 4 y 10 años.

Alojamiento: 1 día y 1 noche: $ 738 por persona; 2 días y 1 noche: $ 1112, con pensión completa.

Los menores de 4 a 10 años abonan el 50% y entre 1 y 3 años, únicamente $ 100 en caso de alojarse.

En Internet:

www.donsilvano.com

Otras tranqueras abiertas

LA MIMOSA. La estancia, en un antiguo camino real en Exaltación de la Cruz, es una de las pioneras en el turismo rural, con 30 años de experiencia, siempre con Mauricio Goyenechea como anfitrión. Son expertos en recibir visitantes, como manda la tradición, primero con empanadas y vino. Cabalgatas, después un buen asado para comer hasta cansarse y también, infaltables, las danzas folklóricas y las destrezas gauchescas. Además se ve de cerca patos, pavos, gallinas, ovejas y otros animales que andan libremente por el campo.

Tarifas: adultos, $ 240; menores de 4 a 10 años, $ 160; menores de 4, gratis. Bebidas incluidas. Próximos días de campo, el 9 de Julio y sábado y domingo. Reservas, 4803-6356, info@estancialamimosa.com.ar; www.estancialamimosa.com.ar

LA SAN ANTONIO. A 40 km de Buenos Aires, la estancia La San Antonio invita a conectarse con los animales y la vida de campo en sus 89 hectáreas de frondosa arboleda. Ofrece el clásico menú de empanada, picada de campo y escabeches, y asado al asador criollo. Por la tarde, la merienda con pastelitos y torta frita. Además, un gran salón con hogar de leña, una gran TV para seguir el Mundial y juegos de mesa, como metegol y ping pong por si hace mucho frío.

Afuera esperan las cabalgatas, los paseos en carreta y las bicicletas. Tarifas: adultos, $ 300 (más IVA); menores de 4 a 10 años, $ 180; menores de 4, gratis. No incluye bebidas. Abierto sábado, domingo y todos los días durante las vacaciones de invierno.

Ruta 210 km 40 (altura Hipólito Yrigoyen 26.400), Guernica. Reservas, (15) 6993-6367. www.lasanantonio.com.ar

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.