Hostels, para turistas gasoleros

Ascienden a más de 150 los establecimientos existentes en el país, frecuentados por jóvenes del exterior que buscan confort por menos dinero
(0)
29 de febrero de 2004  

Uno de los segmentos de mayor crecimiento en materia hotelera, en los últimos tiempos, es de los hostels y los Bed & Breakfast. El incremento responde a la gran cantidad de turistas dolarizados, atraídos por el país. Según datos recogidos por la Federación Empresaria, Hotelera y Gastronómica de la República Argentina, en 2002 ingresaron 3.023.419 extranjeros.

Estos alojamientos se caracterizan por recibir viajeros de entre 20 y 30 años, en general estudiantes y profesionales, con bajo presupuesto, dispuestos a compartir habitación, cocina y baño.

Según Carlos Alberto Mosquera, director ejecutivo del Primer Encuentro de Hostels Independientes de Las Américas, en 1999 había no más de diez hostels en la ciudad de Buenos Aires, y actualmente se contabilizan 47, de los cuales al menos 20 están situados en el área de San Telmo y alrededores.

"En general, el precio que se paga por un hostel es el mismo que por un hotel dos estrellas (6 o 7 dólares), pero el hostel te facilita una vida social mucho más activa. Por ahí vienen unos viajeros por cuatro días, se hacen amigos y se quedan por tres semanas. Es decir, es una buena opción para aquellos que tiene más tiempo que dinero", resume Ariana Santa, guía de turismo y una de las responsables del hostel Clan, abierto desde agosto de 2002, en Alsina 912. Para más datos, muchos de los hostels cuentan también con sala de juegos, Internet gratis, terraza, parrilla y hasta escuelitas de español.

Si bien este fenómeno hizo epicentro en Buenos Aires, se expandió también al interior, especialmente a plazas turísticas tradicionales. Según Mosquera, hoy existen en la Argentina 152 establecimientos registrados, de los cuales 26 pertenecen a la red Hostelling International, y el resto son independientes.

Según un informe de la Subsecretaría de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, el 86% de los pasajeros alojados en hostellings y B & B de la ciudad de Buenos Aires durante el primer semestre de 2003 fueron extranjeros, y el 14% restante correspondió al segmento de viajeros del interior.

Muchos son integrantes de diversas asociaciones de albergues, como Hostelling International, Youth Hostel Asociation, Hoteles Jóvenes Asociados, Isic o International Youth Card, pero éste no es un requisito excluyente para alojarse.

"La mayoría son extranjeros, gente que viaja sola y dejó de trabajar en su país para emprender una aventura por América latina. Lógicamente, antes de la devaluación un hostel costaba un promedio de entre 15 y 25 dólares la noche, y hoy el mismo servicio sale casi tres veces menos", señala Leandro González, encargado del hostel Portal del Sur (105 plazas), que comenzó a funcionar el 3 de noviembre de 2003, en Hipólito Yrigoyen 855.

Por lo pronto, se advierte un aumento significativo en la llegada de pasajeros provenientes de Estados Unidos, Australia, Israel y algunos países europeos como Inglaterra, Holanda, Alemania, España o Francia.

También existe un incremento incipiente del mercado asiático que no se advertía anteriormente --principalmente de Japón--, y en menor medida de Brasil y el resto de América latina.

En cuanto al mercado local, se alojan estudiantes de Córdoba, Mendoza, Tucumán y Salta, entre los más importantes.

En todos los casos, sirven como base de operaciones para desplegar el mapa, hacerse de nuevos amigos y lanzarse una vez más a la aventura Latinoamericana.

Cifras por destinos

El crecimiento de los hostels en los principales puntos del país puede advertirse si se toma como índice 1999. Ese año Iguazú disponía de uno solo, actualmente hay cuatro. En el Noroeste era poco lo que había: dos en Salta, que actualmente tiene seis y uno en Jujuy, que pasó a tener dos. Además se suman los tres de Tucumán, que no los disponía en su oferta. Mendoza es uno de los destinos que más creció en este tipo alojamiento. En 1999 tenía dos. Hoy cuenta con nueve. En cuanto a la Patagonia, Ushuaia también tenía uno solo, frente a los cinco que hoy dispone. En El Calafate, otro de los lugares preferidos por los turistas, había dos, ahora hay cuatro. En 1999, Bariloche tenía tres hostels, y hoy posee cinco.

Además de estos destinos, los hostels reciben en varios rincones del país.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.