La Patagonia se conoce a fondo con Lugares

Un recorrido por los mejores sitios
(0)
14 de diciembre de 2001  

Con este número especial dedicado a la región argentina más famosa en el mundo, Lugares cierra el año 2001. Un número extraordinario, con todo lo nuevo que tiene la Patagonia para ofrecer desde Madryn hasta Río Gallegos y más allá.

En la Península Valdés, las estancias Rincón Chico, en Punta Delgada, y La Ernestina, en Punta Norte, proponen vivir a ritmo de campo con especial dedicación al avistamiento de animales marinos en su hábitat natural.

Cerca de la naturaleza

Desde grandes colonias de elefantes marinos, de lobos y pingüinos, hasta orcas y ballenas, el espectáculo parecería no tener fin. Y lo que es un privilegio total, se accede a los escenarios donde viven sin salir de las propiedades.

La ciudad de Puerto Madryn tiene la novedad del EcoCentro, modernísima sede donde el mar es el protagonista y se propone reconocerlo de mil maneras diferentes.

Un centro interactivo en el que no hay visitante que quede al margen: de los tres años a los 90, todos se enganchan.

El Parque Nacional Lanín, en el sur de Neuquén, fue cubierto en auto, en un pormenorizado recorrido desde Junín de los Andes hasta Villa la Angostura, descubriendo lagos y ríos trucheros, paisajes agrestes y un número apreciable de cabañas donde dormir y vivir.

El Calafate, con aeropuerto, es otra cosa. Menos quedarse quieto, se puede hacer de todo: cabalgatas, navegaciones y excursiones en 4x4.

En Río Gallegos sigue siendo la clave vivir la esencia patagónica en las estancias y pescar, contra viento y marea, truchas descomunales.

Rafting en el río Manso, al sur de Bariloche, ir en crucero a Puerto Natales (Chile), pescar en el río Corcovado, lo nuevo en El Chaltén, al pie del Fitz Roy, y trekking al Glaciar Torre, completan el número de diciembre, absolutamente patagónico.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.