Las Leñas enciende en los Andes el espíritu de los esquiadores

Tiene 70 kilómetros de pistas y 13 medios de elevación para entretenerse
(0)
11 de mayo de 2003  

VALLE DE LAS LEÑAS.- A 2200 metros de altura, en la cordillera de los Andes, se encuentra este centro invernal, el más importante de Mendoza.

El centro, además, tiene la ventaja de estar a 70 kilómetros de Malargüe, donde se encuentra el aeropuerto más cercano, y a 200 de San Rafael.

En Las Leñas la montaña es el imán indiscutido y deslizarse por las pistas es la prioridad. Nueve modernas máquinas pisan los 70 kilómetros de las 29 pistas diariamente, y 20 cañones alimentan más de 77 hectáreas con copos artificiales que garantizan buena nieve desde los 2200 metros en los que se encuentra la base hasta los 2700 metros a los que llegan los principales medios de elevación del valle. El punto más alto de la montaña se halla a 3450 metros y hasta allí se llega por el servicio snowbus.

El mapa de pistas del centro es uno de los puntos centrales del éxito de Las Leñas, junto con la nieve seca y su condición de esquí inn-out, ya que se puede salir desde el hotel con la tabla o los esquíes puestos.

La montaña se divide en tres sectores. La telesilla Venus (1035 metros) traslada tanto a los que se calzan por primera vez las tablas como a los que realizan la conexión con la telesilla Neptuno (1742 metros), para luego conectar con Marte (1630 metros), la aerosilla que lleva al sector más alto de la montaña.

Los telesquíes Eros 1 y Eros 2 conectan la base con la zona donde se encuentra el restaurante La Cima, y junto con la telesilla Vesta (1000 metros) permiten llegar a las telesillas Caris (1263 metros) -la única cuádruple, con dos pistas rojas muy divertidas y una vista incomparable-, Minerva (1240 metros) -con pistas intermedias y el refugio El Urra en la cima-, y la más lejana Vulcano (1670 metros) -con andariveles para esquiar hasta decir basta-.

Desde el retorno de Caris se puede acceder a uno de los fuera de pista más atractivos del centro, que después de tanto transitarlo se ha transformado casi en una pista más. Se trata de Cenidor, que en un comienzo parece difícil pero invita a lanzarse y que, después de unos metros, realmente mete miedo.

Más información

Oficina de Las Leñas en Buenos Aires, Reconquista 616, 5° piso, 4313-1300.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.