Los árboles de Ginebra van a concurso

Festival navideño en medio de las calles
(0)
21 de diciembre de 2001  

La tradición de cortar y adornar un pino para Navidad nació hace varios siglos en Alsacia y la Selva Negra, a ambas orillas del Rin. Con el tiempo se extendió por toda Alemania, Francia, Suiza y Europa del Norte y el Este, antes de conquistar el mundo entero como uno de los símbolos más importantes y fuertes de las fiestas navideñas.

En Ginebra, este año se decidió rendir homenaje a esta tradición. No se trata de tener el árbol más perfecto (se dice que lo tiene Nueva York cada año) ni el más iluminado (varias ciudades del mundo pelean por ese título): se decidió, en cambio, organizar un festival de árboles de Navidad.

En toda la ciudad, y hasta el 15 de enero, 25 artistas presentan su o sus árboles, y su visión de las fiestas navideñas. Estos pinos se disponen en los lugares más céntricos y lindos de la ciudad, al borde del lago y entre los edificios históricos del centro.

Cada uno es adornado e iluminado de una manera especial por un artista, entre los que figuran los suizos Jean Claude Deschamps y Philippe Winniger, el italiano Enzo Catellani, el alemán Nils Udo y el francés Yann Kersalé.

El árbol más importante de este festival es el del Jet d´Eau, de donde sale una gran columna de agua que caracteriza el final del lago de Ginebra antes de transformarse en el Ródano.

Durante el festival y las fiestas, se organizarán acontecimientos diarios, como espectáculos, fiestas populares y concursos, que culminarán cuando se dé el premio al mejor árbol de Navidad y a su creador, elegido por un jurado de personalidades del mundo de las artes.

Para agendar

Más información

En Internet: http://www.geneve.com . Fondation Art Projet, Case Postale 554. CH-1211 Genéve 17

Toque musical

Mon beau sapin es el título y las primeras palabras de la versión francesa de la canción alemana O tännembaum , una de las más famosas canciones navideñas del mundo sobre el abeto de Navidad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.