Los food trucks avanzan en Manhattan

Comprar en estos clásicos camiones gastronómicos es parte de la experiencia neoyorquina
Jimena del Mar González
(0)
20 de noviembre de 2011  

NUEVA YORK (ANSA).– Las esquinas de Nueva York, que asombran la vista con los rascacielos y los oídos con la variedad de idiomas, son una fiesta para el gusto, el olfato y el tacto con sus food trucks, protagonistas de la "gastronomía nómada" que permite acceder en una sola ciudad a los distintos sabores del mundo.

Desde hace algunos años los camiones de comida estacionan en distintos puntos de Manhattan y atraen con sus platos sabrosos y económicos a turistas y neoyorquinos por igual. Con sus platos gourmet, superan ampliamente la calidad de los típicos carritos que venden hot dogs o comidas rápidas similares porque, además, están equipados con hornos, microondas, heladeras y freidoras que los convierten en verdaderas "cocinas con ruedas".

Patacón Pisao, Mini Picantería, el Guayaquileño, Jianetto’s Pizza, The Jalapeño y Halal son algunos de los food trucks que ofrecen comida latinoamericana, italiana o árabe por menús que rondan entre los 5 y 12 dólares.

Detrás de cada camión hay una historia: están las sucursales de restaurantes reconocidos, los de dueños aventureros que, cansados de su rutina, emprendieron este proyecto, y también los que lo encontraron como una vía de escape luego de quedarse sin empleo por la crisis que castiga al país desde 2008.

Matías Delsart, un argentino que vive en Nueva York desde enero de 2001, inauguró en febrero The Jalapeño, y comentó que le va mejor de lo esperado porque la "gente no tiene prejuicios con la comida en la calle, como existía en el pasado".

Delsart destaca que a diferencia de un restaurante con dirección fija, el suyo tiene "todo tipo de público, que se detiene a comer sin diferenciar el status social o económico".

La inversión es costosa porque se necesitan alrededor de 60.000 dólares para un camión con los utensilios básicos, pero más de 160.000 para equiparlo con todos los "juguetes".

Las redes sociales Facebook y Twitter son grandes aliados de estas "cocinas con ruedas": publican a diario dónde estarán estacionados, el horario de llegada, partida y las especialidades. Tacos mexicanos, salsas griegas, sopas, pizzas, helados y pasteles belgas son algunos de los platos que se consiguen en estos camiones.

Sin embargo, no todo es fácil para estos trabajadores: deben afrontar las quejas de restaurantes por supuesta competencia desleal, o pagar multas caras por estacionar en lugar no permitidos. Para defender sus intereses nació The New York City Food Truck Association, que se presenta para abogar "por leyes justas que reflejen las realidades cambiantes de la venta ambulante".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.