Nuevos asientos de American Airlines

Los pasajeros de primera clase se pueden sentir como en casa
Los pasajeros de primera clase se pueden sentir como en casa
(0)
25 de agosto de 2000  

Asientos giratorios que se convierten en cama y la posibilidad de compartir la mesa a la hora de la comida con hasta cuatro personas enfrentadas son los servicios más destacados que brinda la nueva configuración de la primera clase de los Boeing 777, de la empresa norteamericana American Airlines.

Estas nuevas butacas se llaman Flagship Suite y estarán disponibles en la ruta que la compañía aerocomercial cubre entre Miami y Buenos Aires a partir del 31 del actual, aunque el miércoles último aterrizó en esta ciudad el primer vuelo con los nuevos asientos para presentarlos en sociedad.

Los pasajeros que abordaron ese vuelo tuvieron el privilegio de estrenarlos, sin aviso previo.

Estos nuevos asientos dan la sensación de estar en un sillón, con la misma comodidad que podría ofrecer ocasionalmente el living de su casa.

Todo a mano

Además de ser giratorias, lo que permite quedar de frente a otra persona para comer o hablar, las butacas también están provistas de luz individual para leer, conexión para computadora, teléfono disponible durante todo el vuelo con comunicación por satélite, conexión para módem y un amplio espacio para acomodar el equipaje de mano.

Si se desea dormir, los Flagship suites se reclinan 180 grados, miden más de 1,80 metro, tienen divisores para mayor privacidad y apoyo lumbar. Para los viajeros que prefieren distraerse con una película durante el vuelo, los asientos vienen equipados con un monitor personal de 8 pulgadas, una máquina de video y la posibilidad de elegir el film que se quiere ver.

Sólo unos pocos pasajeros podrán disfrutar de los nuevos asientos porque cada Boeing 777 cuenta con 16 unidades.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.