Pasaje a Europa

París, Madrid y Roma siguen, como siempre, entre las ciudades más valoradas por el viajero argentino, pero con el tiempo, los paquetes para visitarlas han cambiado un poco; ofertas, cuotas, hoteles y nuevos rumbos.
Alicia Andreani
(0)
11 de mayo de 2014  

A dos o tres grandes capitales en un mes o en tour por quince ciudades en dos semanas; por palaciegos hoteles cinco estrellas o durmiendo en hostels estudiantiles, mochila al hombro; para recorrer los mejores museos o para asistir a festivales de rock... Europa, está claro, es uno de los destinos más preciados por turistas de todo el mundo, visitantes frecuentes de países como Francia, España e Italia, siempre en las primeras posiciones de los rankings de la industria.

También para los argentinos, el viaje a Europa es algo así como una meta aspiracional o sueño a alcanzar..., y una vez alcanzado, una experiencia para repetir. Los últimos años, según fuentes del sector turístico, fueron de muy buenas ventas para agencias de viaje y aerolíneas con rumbo a Madrid, París, Roma y otras clásicas escalas. Pero la marcada devaluación del peso en febrero último y la percepción del 35% a las compras con tarjeta de crédito en el exterior y los productos turísticos, entre otras causas, frenaron notoriamente el negocio en lo que va de 2014, de acuerdo con operadores de turismo locales.

Los factores más claros que resienten la demanda de viajes al exterior podrían dividirse en tres, tal como explica Avelino Zavala, gerente mayorista del producto Europa en Ricale Viajes. "A principios de marzo del año último, por cada dólar el turista pagaba $ 5,30", recuerda. Luego, cuando la AFIP dictaminó el recargo del 20% a los gastos fuera del país, "se terminaban pagando unos $ 6,5 por cada dólar, mientras que actualmente el número ascendió a $ 8 más un 35%, lo que hace un total de unos $ 11. Es decir, ahora se paga el doble que en 2013".

Madrid, Roma y París, eternamente atractivas, a pesar de los vaivenes del mercado
Madrid, Roma y París, eternamente atractivas, a pesar de los vaivenes del mercado Crédito: Corbis

Para tener una idea, un paquete en promoción de 15 días por Europa, con aéreo, alojamiento, visitas y excursiones cuesta desde US$ 4000.

Otra cuestión que Zavala destaca es que "de julio a noviembre de 2013, muchos turistas compraron sus paquetes para viajar a Europa con fechas a fin de marzo y en abril de este año", a diferencia de años anteriores en que, para vuelos en esta época, "se empezaba a operar en enero y febrero". Por eso, si se comparan las cifras de venta del primer trimestre del año, con el mismo período de 2013, se observa "una baja más fuerte que la real porque, en definitiva, las compras se adelantaron, ya que la gente se imaginaba que algo como el incremento al 35% pasaría".

En el mismo sentido, Rodolfo Anselmo, jefe de Marketing y Comunicación de Asatej, agrega: "Noviembre fue un mes récord en todas las agencias, porque ante los rumores del impuesto del 35% y las promociones que las compañías aéreas lanzaron para asegurarse algunas ventas, muchos adelantaron sus compras para viajar en enero y febrero de este año".

Así, dependiendo de si se tiene o no en cuenta lo que se vendió en 2013 para viajar recién en los próximos días de abril, se concluye que la caída en las ventas de paquetes a Europa disminuyó entre un 20 y un 40% en 2014.

Crédito: Corbis

Héctor Álvarez, gerente de producto de Petrabax, dice que "el BSP (Bank Settlement Plam, sistema de facturación que permite medir la emisión de pasajes aéreos), en febrero último fue un 45% menor que el del mismo mes un año atrás. Eso puede dar una buena noción de la realidad del mercado".

El tercer cambio que afecta el mercado de este tipo de destinos, según los especialistas, es el inminente Mundial de fútbol. "Los viajes al Mundial son siempre muy caros e incluso ridículamente caros. Entonces, muchos de los turistas que normalmente elegirían ir a Europa quizás ahora postergan ese proyecto para ir a Brasil", reflexiona Zavala.

Tiempo de descuentos

A partir de estos índices se comienzan a desarrollar algunas estrategias. Álvarez asegura que "cada día que pasa se reacomoda la oferta. Los proveedores notan la recesión, entonces adecuan las tarifas ya que, al mismo tiempo, observan cierta quietud en la cotización del dólar". De todos modos, el gerente aclara que la adecuación de la oferta es sólo en algunos productos y no supera el 10% de descuento. Aunque también admite que las compañías aéreas, en algún momento, pueden reducir la tarifa hasta un 20%. Pero se trata de "campañas cortas y puntuales. Quizá son ofertas que duran una semana para viajar en fechas futuras. Creemos, sin embargo, que ese tipo de promociones van a quedarse".

Anselmo destaca que a principios de marzo advirtieron algunas consultas, pero pocas ventas, hasta que a fines de ese mismo mes, Asatej lanzó una promoción por 15 días para paquetes que incluían aéreos, city tour, hotelería y excursiones que permitían viajar en abril, mayo y junio a precios con un 20% de descuento. Además se podía pagar hasta en 12 cuotas. No hubo que esperar mucho para que se acabaran los lugares.

Crédito: Corbis

En lo que respecta a vuelos, Paula Cristi, gerente comercial de Despegar.com, dice que "la dinámica de este año es que surjan promociones tácticas que duren pocos días y que son activadas y desactivadas según se comporte el mercado". A su vez, si bien los bancos ya redujeron los pagos en cuotas a 6, cada tanto tientan a los potenciales clientes con 12 cuotas.

Guiados o independientes

Por otra parte, desde hace algunos años y sobre todo en la coyuntura actual, el promedio de duración de los viajes a Europa no supera los 30 días. Es difícil encontrar gente que, como antes, elija circuitos de 45 días. "La tendencia es hacer más viajes cortos, varias veces al año." Pero tampoco tours muy breves porque no se justifica el costo de los aéreos, según plantea Claudia Lamarque, gerente general de Agaxtur. Ahora, "la demanda es más selectiva. El turista ya no piensa en hacer todo lo que pueda en poco tiempo. Prefiere visitar menos ciudades, pero conocerlas mejor", acota Álvarez, quien además explica que tomar un paquete turístico parecería más económico, porque en la tarifa final está todo incluido y resuelto.

"Hasta te acompaña un guía por todo el circuito, lo que da tranquilidad al turista." Esta clase de modalidad es ideal "para quienes viajan por primera o segunda vez a Europa". Asimismo menciona que existe un perfil que viene en aumento, que se destaca por demandar servicios específicos. El pasajero quizá paga "sólo por la hotelería o por los aéreos o por los tickets de ferrocarril. Los tours operadores ofrecen este tipo de facilidades a las agencias de turismo para que ellas puedan ir armando el paquete al cliente". Según este ejecutivo, el crecimiento de este estilo de viajero es considerable porque "la gente aprendió a viajar. Tiene más gimnasia en el tema y puede elegir todo", con la ventaja extra de que hoy "la venta por Internet es mucha". Por ello, Álvarez admite que en Petrabax "nos tuvimos que adaptar a las demandas del mercado y salir a vender de modo online".

Por su parte, su colega de Ricale Viajes acusa que quienes aún eligen realizar un circuito tradicional más extenso son "algunos matrimonios mayores que quizá no manejan el idioma o que buscan seguridad para manejarse", entendiendo por eso la comodidad de que los lleven y los traigan a los lugares. Mientras que las parejas más jóvenes o grupos de amigos suelen moverse de manera más independiente, comprando a las agencias "servicios individuales como aéreos, alojamientos, traslados y excursiones".

El gerente general de Interturis explica que "el público que sigue viajando a Europa es aquel que tradicionalmente lo hacía una vez por año, pero el más afectado es el segmento social que podemos denominar, como C1 (de clase media) ya que, con estos cambios, se ve perjudicado a la hora de viajar al exterior por los altos costos de los paquetes".

Quienes con todas las dificultades aún tienen la posibilidad de conocer el Viejo Continente, intentan abaratar algunos costos.

En cuanto a la hotelería, "en general, sobre todo los que siempre eligen categorías de cuatro o cinco estrellas, mantienen el nivel. Los que en todo caso ven resentidas sus ventas son los hoteles más baratos, de tres y dos estrellas, porque la gente que no puede pagarlos viaja menos o directamente no lo hace", asegura el gerente de Ricale.

Por su parte, Álvarez indica que en Europa, "los hoteles de tres estrellas son los más demandados, pero sus tarifas varían mucho según su ubicación". Y tal como advierte Gómez, "hoy se pide precio, calidad en alojamiento y cercanía al centro de la ciudad".

Según Cristi, respecto de hoteles, lo que se tiene en cuenta son tarifa y buena ubicación. "Pero también se tiene muy en cuenta la opción de incluir el desayuno", agrega".

De hecho, "lo que sí se está dejando de vender son los traslados especiales, que cuestan muy caros, algunos incluso lo mismo que una noche de hotel. Nosotros asesoramos a los clientes para que puedan aprovechar el transporte público que existe en las ciudades, que es muy bueno. Por ejemplo, el sistema de aerobús de Barcelona", explica Zavala.

Por otro lado, el ejecutivo dice que "es cierto que las excursiones se venden menos desde acá. Con la realidad actual, ahora los turistas viajan con la agenda más abierta y, en todo caso, compran las excursiones una vez que están en Europa".

Al Este y al Oeste

Según todas las fuentes consultadas, para un tour europeo, el turista argentino suele visitar un mínimo de tres ciudades, de entre tres y cuatro países; con un promedio de estada en capitales de tres noches y de una o dos en las demás. Así se considera que permanecen alrededor de cuatro días en cada país.

El viajero clásico, que es más de la mitad, elige viajar a España, Francia e Italia, y quizás hace una escala en alguna ciudad de Suiza o Alemania. De hecho, el país germano "es muy pedido para recorrer en auto o tren", según Zavala. Y desde Agaxtur, Lamarque aclara que "también se están poniendo de moda países de Europa del Este como Turquía y Grecia". Estos lugares alternativos "están repuntando por ser más bien económicos, y porque es una alternativa a destinos de Medio Oriente que, a partir de los distintos conflictos internos, se vieron perjudicados", explica Álvarez, quien además asegura que otra opción exótica e "incipiente es Escandinavia, con precios un poco más elevados, pero que por otra parte ofrece circuitos nuevos".

Hacia esos otros rumbos

Quienes ya se dieron el gusto de caminar ciudades tan antiguas como vitales y eternamente atractivas como Madrid, Barcelona, París, Roma, Florencia o Londres, pero aún tienen la posibilidad de regresar al Viejo Continente, pueden elegir entre repetir destinos y profundizar lo conocido o explorar nuevos rumbos.

Todos los operadores consultados coinciden en que el nuevo país en boga es Croacia, que se destaca principalmente por sus playas en las costas de los mares Adriático y Mediterráneo, además de islas paradisíacas como Hvar. También tiene atractivos históricos y culturales como el Palacio de Diocleciano de Split, y las ciudades de Zagreb y Dubrovnik, con sus murallas, museos y bellezas naturales. También Grecia y Turquía son países cada vez más requeridos, al margen de lo tradicional.

Algunos números para considerar

  • Aéreos a Madrid o París, desde alrededor de US$ 1500
  • Alojamiento en un hotel tres estrellas, con desayuno y buena ubicación, entre US$ 70 y 100 la noche en habitación doble.

  • Circuitos de veinte días por distintas ciudades, con guía, traslados, excursiones y alojamientos: unos US$ 350 diarios.
  • Si no están incluidas, para las comidas se debe contar con unos US$ 50 diarios.

Baja

Las ventas de pasajes al exterior cayeron aproximadamente un 30 por ciento.

Ofertas

El mercado busca reactivarse con descuentos y pagos en hasta doce cuotas.

Reservas

A diferencia del año último, ahora se concretan con mínima anticipación.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.