Pistas mágicas en un recorrido bien inglés

Los turistas siguen las huellas que dejó el film de Harry Potter
(0)
21 de diciembre de 2001  

La magia de Harry Potter, que tanto da que hablar en los últimos tiempos, también asomó su efervescencia en el mundo del turismo.

¿Cómo? ¿Cuál fue el toque del joven aprendiz de mago para reanimar un sector tan golpeado?

La respuesta la tiene J. K. Rowling, su creadora, la que lo sacó de la galera, entre sopa y sopa, en el Nicholson Restaurant, de Edimburgo. (Dicho sea de paso, cuentan que merece una visita para probar su delicioso capuchino.) Una de las condiciones que puso Rowling para la filmación de la película fue que se realizara íntegramente en Gran Bretaña, su tierra natal.

El americano Chris Columbus, director del film, respetó la decisión de la escritora y pasó varios meses en las verdes colinas inglesas en busca de los escenarios del libro.

Mientras los paisajes de castillos, trenes de vapor y fantasmas se imprimían en el celuloide, dejaban estelas brillantes, acaso sólo visibles para los chicos, que no dudan en llevar a sus padres de las narices.

Pensando en ellos, para que no se pierdan, el Ente Nacional de Turismo Británico lanzó un nuevo mapa estrella de la folletería. Se llama Harry Potter y la Piedra Filosofal , y es una guía de las principales localidades donde se filmó la película.

Para Seren Welch, director de las campañas de la entidad, "el mapa muestra que cualquiera sea la edad del viajero, hay algo en Gran Bretaña para atrapar al mago que existe en cada uno. Igual que la película, el mapa es una historia de descubrimientos.

¿Y el andén 9 3/4?

Una ventaja de los puntos que marca el mapa es que muchos son lugares que uno recorrería como turista, con el agregado de las huellas de Harry.

"Mami, ¿dónde está el andén 9 3/4?; ¡quiero ver desde dónde salió Harry para la escuela!" Este tipo de preguntas cargadas de exigencia se escucha cada vez más en la estación de King´s Cross de Londres. Tanto, que el jefe decidió colgar un cartel entre los andenes 9 y 10 para que los chicos no tuvieran dudas: Prohibido estacionar escobas . Construida en 1851 como la Gran Terminal Norte de la ciudad, King´s Cross se destaca por la torre italianizante coronada por un reloj.

En la Casa de Reptiles del Zoológico de Londres las serpientes pueden hablar, por ahora sólo con Harry. Tanto en el libro como en la película, el pequeño mago mantiene un juego de miradas y una charla con una Boa constrictor cansada de vivir en cautiverio. El gran reptil todavía está allí, quién sabe, esperando guiñarle el ojo al próximo mago.

Con la excusa de Potter, vale darse una vuelta por otros rincones del Zoo, que alberga más de 600 especies de animales, desde tigres y elefantes hasta pingüinos y pirañas.

Oxford, la capital británica de la enseñanza superior, y un destino clásico de un viaje a Inglaterra reserva dos perlas del film: los colegios Christ Church y Bodleian. En los dos se respiran tiempos de la Edad Media. Christ Church, el único college con una catedral entre sus muros, sirvió para recrear la Escuela de Hogwarts. Los claustros góticos y los ambientes solemnes que refundó Enrique VIII, en 1546, se desacralizaron por arte de magia, pero fueron adorados por millones de chicos.

La Biblioteca Bodleian, una de las más grandes del mundo, contiene cerca de cinco millones de libros, manuscritos y mapas. Entre ellos husmearon los jóvenes magos para buscar alguna información sobre Nicolas Flamel, el creador de la piedra filosofal.

A orillas del río Severn, Gloucester es una ciudad provinciana y, aunque tiene una catedral antigua y de gran riqueza arquitectónica, no está en la ruta del turismo masivo. Sin embargo, en el último mes se reportaron más visitas que de costumbre. Es que los claustros de la catedral fueron los corredores de Hogwarts, donde Harry, Ron y Hermione se burlaron de un monstruo de tres cabezas, fueron invisibles y charlaron animadamente con fantasmas.

El que pensó que bastaba con la película, estaba en otro canal. Desde hace algunos años, pero vertiginosamente en los últimos meses, la vida de muchos chicos -y la de sus padres- se potterizó . Primero el libro -y los que están por venir-, después la película -y sus continuaciones-, y para estar en donde estuvo Harry, ahora el recorrido. (Todo indica que éste es sólo el comienzo.)

¡Gratis!

  • El mapa se puede solicitar, sin cargo, en el Ente Nacional de Turismo Británico por el 4314-6735/8944. También es posible retirarlo por Córdoba 645 2º piso.
  • E-mail: buenosaires@bta.org.uk

    En Internet : http://www.visitbritain.com/moviemap

    Tierra de mitos y leyendas

    Además de los escenarios de la película, el mapa incluye rincones británicos signados por mitos y leyendas que ponen la piel de gallina.

    El circuito incluye 32 puntos, algunos más temibles que otros, pero todos destinados a los que se animan a husmear en otra dimensión de la realidad. En Bath, la antigua ciudad spa cercana a Londres, existe un tour guiado sobre fantasmas y lugares encantados( http://www.ghostwalksofbath.co.uk ) que va a lograr que los visitantes miren a su alrededor cada dos segundos, casi temblando (para valientes). Los bosques, sobre todo durante la noche, tienen algo de encantado entre las sombras y la niebla que se filtra en la oscuridad. Para J. K. Rowling y J. R. R. Tolkien fueron una fuente de inspiración; para Robin Hood, la clave de su éxito, porque los soldados temían entrar y, así, el príncipe de los pobres se escabullía entre los robles de Sherwood. Hoy, los turistas pueden internarse en este bosque escocés. El camino está señalizado y reina un silencio sepulcral, pero todo está vivito y coleando. (¡No lo olvide!) Una mención a la bestia más famosa de Gran Bretaña no podía faltar. Se cuenta que el monstruo del lago Ness, Nessy para los amigos, vive en las profundidades de ese lago escocés desde tiempos remotos, y que fue visto por primera vez en el siglo VIII por un monje local. En general, esa zona de las Highlands está siempre nublada y con bruma, como si Nessy pudiera pegar un coletazo en cualquier momento. Se hacen paseos en barco por el lago...

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.