A la hora de mostrar sus virtudes, Salta es muy gaucha. Por San Lorenzo marcha mucha gente