Privilegios campestres

Cerca de Mercedes, Posada del Campo regala calidez
(0)
18 de mayo de 2003  

A 107 km de Buenos Aires, a pocos km de la ciudad de Mercedes, provincia de Buenos Aires, hay una posada que, como su nombre lo indica, es ideal para pasar unos días cerca de la naturaleza en un ambiente confortable. Pensada para un público reducido, Posada del Campo es una casona de principios de siglo reciclada con todo el confort hogareño que despliega Alicia Dreyer, la anfitriona, rodeada de 2 ha de parque.

Alicia prepara comida casera para la entrada, plato principal y postre, con el pan caliente y el hogar de leña encendido en el comedor diario que espera a los huéspedes. Ella cocina muy bien, y es entre los fuegos de las hornallas donde confiesa sentirse más a gusto para crear .

En total, al campo lo componen 100 ha de las cuales 2, bien cercadas, se destinaron al prolijo parque con árboles cuyo dibujo da cobijo a la casa. Se destacan los nogales, robles, abetos, liquidámbar- que cambia su color-, la acer rubra que se pone roja en otoño.

Aunque el chalet, pintado de rosa colonial y cubierto de santarrita aún conserva paredes de 40 cm de espesor de principios de siglo, con ladrillos asentados con barro, todo fue reciclado para la comodidad del viajero, que puede elegir entre las cinco habitaciones con ventanales al parque, estufa, baño y televisión.

Música de campo

Al no estar permitida la caza, en los alrededores y también en una laguna natural a la que es posible acercarse caminando o en alguno de los 8 caballos disponibles, se ven cerca de 36 variedades de aves y 18 de mariposas. Tijeretas, colibríes, cotorras -una verdadera plaga-, benteveos, carpinteros, pechito colorado, garzas moras, las casitas de los horneros: todo el bullicio se escucha desde la galería, donde es posible sentarse a disfrutar de la paz del lugar.

Tanto los caballos como el asado los maneja Alberto Ayala, que también acompaña a los interesados en dar una vuelta. De la casa y la atención se ocupan los correntinos Andrea y Ramón Moreira.

Otros entretenimientos son la cancha de ping- pong cercana al pequeño quincho de la parrilla, la cancha de bochas y un galpón con bicicletas para pasear. En el palenque, que se ve desde la casa, esperan los caballos para ser montados cuando el viajero lo desee.

Datos útiles

Cómo llegar

Para llegar a Posada del Campo hay que tomar el Acceso Oeste y salir en el desvío hacia Luján por la ruta 5. Seguir hasta el km 103 (pasando la entrada de Mercedes, a la altura de la salida sur de esta ciudad) y doblar a la izquierda 3 km y medio de tierra hasta la posada.

Tarifa

Día de campo $ 35

24 horas, con pensión completa -desayuno, almuerzo y cena-, sin bebidas, $ 85.

Más información

02324-422422 y 15-4445-0114.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.