Shock de energía en las Cataratas

Pistas para salpicarse gotitas de frescura y respirar los perfumes salvajes de la selva misionera
(0)
25 de enero de 2002  

PUERTO IGUAZU.- Está relativamente cerca y es otro mundo. Basta una hora y media en avión desde Buenos Aires para camuflarse con la naturaleza enmarañada de la selva misionera, respirar perfumes salvajes y sentir el murmullo sin límites del agua que cae desafiando al tiempo... y a las crisis.

El orgullo de esta exuberante provincia del Litoral es el Parque Nacional Iguazú, que lleva el título de Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1984, y es el más visitado del país. Con la Garganta del Diablo a la cabeza y varios de los 270 saltos, las exclamaciones de admiración están garantizadas en este viaje. Sin embargo, hacia el Este, siguiendo el cauce del río Iguazú Superior, la selva es más cerrada, menos difundida y guarda la seducción de lo desconocido. Pero vayamos de a poco.

Antes de aterrizar en el nuevo aeropuerto de Puerto Iguazú, un paneo de la tierra colorada y del colchón de árboles. Inmediatamente: calor, un ritmo más pausado y el primer flash de la vegetación, que sigue, obedientemente, al costado de la ruta, pero si fuera por ella lo cubriría todo.

Un balcón hacia el verde

El mejor lugar para alojarse, por la ubicación y las comodidades que ofrece, es el Sheraton Iguazú, el único hotel dentro de los límites del parque. Se trata del viejo hotel Internacional, construido en 1978, totalmente reciclado y puesto a punto para el exigente mercado internacional. Sin embargo, más allá del lujo y la calidad del servicio, uno de los motivos para elegir el hotel es el balcón que tiene cada habitación, desde donde se ven las Cataratas y la poderosa nube de vapor que las custodia.

Hace algunos años, el parque eran las pasarelas, el cruce a la isla San Martín, un chapuzón en el salto Dos Hermanas y no mucho más. Ese panorama cambió radicalmente, y hoy, dentro del parque y en los alrededores hay actividades para que mirar sea sólo una parte de los días de vacaciones.

Desde safaris ecológicos en vehículos todoterreno hasta circuitos en gomones semirrígidos que sortean rápidos y concluyen en un bautismo debajo del salto San Martín, además de cabalgatas, rappel en una cascada o, para los más valientes, un vuelo de pájaro desde la copa de un árbol a otro, por medio de sogas y roldanas.

Ya desde el ingreso -los autos se estacionan en la entrada- la visita al parque fue pensada con sentido ecológico. Libres y mucho más frescos luego de dejar el vehículo, los visitantes pueden probar un medio de transporte inaugurado hace unos pocos meses: el tren ecológico de la selva.

Construido en Inglaterra, es propulsado a gas para disminuir el impacto ambiental, y no supera los 20 kilómetros por hora. Así, sigilosamente, lleva a los visitantes hasta el la estación Garganta, a casi 4 kilómetros de la entrada, pasando por la estación Circuitos, cerca de mitad de camino.

Los distintos circuitos con pasarelas -superior, inferior y San Martín- permiten al viajero un contacto íntimo con las mariposas azules y rojas y naranjas; con los tucanes, los coatíes y, quién sabe, con algún mono carayá. Cada tanto, la selva abre las cortinas y les hace lugar a los miradores, desde donde se logran panóramicas de las caídas de agua. Los saltos están distribuidos en forma de un arco en U de unos 3000 metros de extensión, y justo por el centro, por el salto Unión, pasa el límite entre la Argentina y Brasil.

La pasarela de la Garganta del Diablo se reconstruyó luego de ser arrastrada por el río, en 1992. En los últimos años se llegaba hasta el gran salto en un bote de temer; en la actualidad, se accede por una pasarela de 2100 metros de hierro galvanizado, con barandas y piso enrejado para ver mejor.

Ese camino cruza los brazos del río, se interna entre bromelias y palmeras pindó, y desemboca en esa usina de energía por la que cae el curso principal del río Iguazú: la Garganta del Diablo. Basta llegar al mirador para quedarse helado, aunque haga calor. Desde 70 metros de altura se precipitan tres millones de litros de agua por segundo. Así, como si nada.

Los visitantes se dispersan y cada uno se sumerje en la contemplación de un espectáculo tan exagerado y con una producción tan suprema que todo está calculado, hasta que la gente salga empapada luego de esos minutos intensos.

En el alboroto de agua y spray, como les dicen los locales a las nubes de vapor, cientos de vencejos de cascada -el ave que se eligió como símbolo del parque-, revolotean como locos haciendo vuelos panorámicos y en picada hasta meterse, de repente, detrás de las cascadas. Tal vez jueguen con el agua, pero el motivo principal es que allí anidan, en la roca húmeda. Cada tanto, un arco iris se dibuja en el torrente de agua y uno comprende que este show sólo puede ser obra de la naturaleza.

Un grupo de turistas se va y llega otro. Y la función sigue, sin intervalos.

Datos útiles

Cómo llegar

En avión $ 183

Desde Buenos Aires hasta Puerto Iguazú, de ida y vuelta, con tasas e impuestos incluidos. Informes: 0810-7777-ARG

Alojamiento

Sheraton Iguazú $ 164

Este es el precio por persona, en base doble, de la promoción Miniweek, que incluye dos noches de alojamiento, el tránsfer desde y hacia el aeropuerto, media pensión, una excursión y el acceso a la piscina, canchas de tenis, putting green, salas de juego y estacionamiento. El alojamiento es una habitación doble con vista a la selva. Con un balcón a las Cataratas, el precio es $ 230.

Informes: 0-800-888-9180

**** desde $ 45

*** $ 40

** $ 30

Residenciales desde $ 15


Los precios son de hoteles en Puerto Iguazú, en habitaciones dobles, y hasta Semana Santa, cuando comienza la temporada alta.

Paquete Yacutinga

Es un itinerario de 5 días y 4 noches que combina 2 noches en el Sheraton Iguazú y 3 días de actividades y alojamiento en Yacutinga Lodge. Informes: 4875-4694.

En Internet: http://www.yacutinga.com

Parque Nacional Iguazú

Horario: hasta marzo, de 8 a 19.

Entrada general $ 9

Menores de 6 años: $ 6,50

Actividades

  • Jungle Explorer opera dentro del parque y tiene varios paquetes de aventura que combinan circuitos en camionetas 4x4 con navegación y trekking. También, hacen salidas de observación de aves. Los precios oscilan entre $ 11 y $ 46. Informes: (03757) 421600. En Internet: http://www.iguazujunglexplorer.com
  • Para los rappel en la cascada o entre las copas de los árboles, contactarse con Iguazú Forest por el (03757) 421240.
  • En Internet: http://www.iguazuforest.com

    Más información

    Casa de Misiones. Santa Fe 989, 4322-0686 Horario: de 9 a 13. Desde febrero, de 9 a 17.

    En Internet

    http://www.misiones.gov.ar

    http://www.turismomisiones.com

    http://www.hotelguia.com

    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?