Un sube y baja en la montaña

Escalar el cerro Los Mogotes y bajarlo a rápel no sólo es para expertos, con un poco de audacia cualquiera logra hacerlo; también es posible cruzar el río Salado con tirolesa
Escalar el cerro Los Mogotes y bajarlo a rápel no sólo es para expertos, con un poco de audacia cualquiera logra hacerlo; también es posible cruzar el río Salado con tirolesa
(0)
31 de marzo de 2000  

LAS LEÑAS.- Donde pequeños arbustos espinosos, que antiguamente eran utilizados por los mapuches para construir corrales y elaborar medicinas, se hacen evidentes y abundan a cada paso, la aventura también se hace presente. Es que esos arbustos llamados molles no sólo dan su nombre al valle situado aproximadamente a cinco kilómetros de Las Leñas ni sólo son pasto para los caballos.

Lejos de parecerse, aquellos que se animen a distenderse y disfrutar de la poco habitual experiencia de escalar, bajar las montañas a rápel o cruzar el río con tirolesa también hacen de los molles -o del valle homónimo- su hábitat.

El valle de Los Molles tiene muchos rincones por descubrir, como su centro turístico termal o la laguna de La Niña Encantada. Pero donde comienza este valle, un poco más al este de la confluencia del arroyo El Desecho con el de Las Leñas, el cerro Los Mogotes se impone como el mejor lugar de la zona para practicar escalada.

Son las llamadas Paredes de Gendarmería, en alusión al puesto de control situado del otro lado del río Salado, sobre la ruta provincial 222.

Pero antes de aprender a ser el hombre araña es preciso pasar por algunas pruebas. No basta con llegar a la ruta 222, el río Salado está antes que el cerro Los Mogotes. Entonces, un puente comando es la única alternativa para cruzarlo, para lo cual no hay más que calzarse un arnés, un casco y engancharse a un viejo y grueso cable que sirve de base por donde andar cual equilibrista.

Parecería que sólo hay que practicar una suerte de paso de baile, salvo que la pista se reduce a aproximadamente tres centímetros. Con las manos extendidas aferradas al cable de arriba y los pies sobre el de abajo, el cruce no es difícil, siempre que se esté preparado para eventuales traspiés o bamboleos.

En la otra orilla del Salado, el cerro Los Mogotes espera el abrazo. Un arnés, cuerda, mosquetón y ocho (estos dos últimos son tipos de gancho), además del correspondiente casco, son elementos imprescindibles antes de poner un pie en la montaña. La ropa que se aconseja para la escalada es un pantalón jogging o calza y no un jeans, que no permite gran elasticidad, un buzo y un par de zapatillas en lugar de alpargatas y sandalias.

Aunque las explicaciones y seguimiento de los expertos guías son tranquilizadoras y más que suficientes, lo primero por tener en cuenta es que de los cuatro puntos de apoyo (las dos manos y los dos pies), tres deben estar en las rocas, de modo que uno siempre busque de donde tomarse.

Travesías a gran escala

"Para bajar, la cuerda es la línea a la vida y el elemento fundamental de la técnica de rápel. No hay más que animarse, sentarse en el arnés y comenzar a deslizarse con la ayuda de la planta de los pies", asegura Martín Díaz, que junto con Mariano Agriello despliega cuerdas, ganchos, su experiencia y todas las condiciones necesarias para que más de uno se anime a repetir la actividad. El regreso también es por el río y, para no aburrirse, el cruce es diferente. Se hace con una técnica llamada tirolesa, es decir, las manos agarradas a la línea, el cuerpo extendido, casi paralelo al cable, y a poco del río. No sólo es necesario hacerlo rápido, sino estar atentos, porque a esa altura, cuando el hambre parecería causar estragos, algunos amenizan con un té en saquitos y más de una trucha.

Las leñas más famosas

Aunque la mayoría lo asocie con la temporada de esquí, el Valle de Las Leñas también funciona durante el verano y el resto del año. Un cerro y un arbusto o, más bien, la vegetación imperante en la zona es el origen del nombre del cerro más alto que domina la zona y, también, del conocido valle. Se trata de un arbusto leñoso llamado por los mapuches coli mamul ,que significa leña amarilla.

Las Leñas es un punto estratégico importante, porque del valle parten las principales rutas o itinerarios que se pueden realizar en esta época. Safaris fotográficos, trekking, cabalgatas, mountain bike, rafting, escalada, rápel, tirolesa o travesías en 4x4 son algunas de las alternativas. También, en el mismo valle se ofrecen paseos en cuatriciclos, arquería y clínicas grupales para el perfeccionamiento de conducción en vehículos de doble tracción.

Escondida a 2900 metros de altura, una laguna surge del curso de arroyos de deshielo, entre escarpadas montañas. A pasos, la llamada Cueva de Hielo se descubre durante la época (de diciembre a abril) en que el sol apunta sus rayos contra la nieve, y la derrite para permitir el paso de aquellos que se animan a hacer trekking por rocas resbaladizas. Desde allí se tiene una vista de los 3400 metros del cerro Fósiles y el glaciar que se recuesta sobre las laderas del cerro Martín.

Hermoso por donde se lo mire

No podría llamarse de otra manera. En honor a su aspecto, Valle Hermoso ofrece uno de los puntos panorámicos más espectaculares de la zona. Es de origen glaciario y tres veces más grande que el de Las Leñas.

Desde un mirador a 2700 metros, y a una altura de 500

  • por encima de la laguna del mismo nombre, no alcanza la vista para abarcar tanta belleza. Cualquiera que sea el lugar donde se haga foco, las cualidades del paisaje no disminuyen. Un safari fotográfico, trekking o una travesía en 4x4 son los medios más comunes para recorrer y reconocer la zona, que dista 22 kilómetros de Las Leñas.
  • Tras El Centinela, una formación rocosa que parecería vigilar que el paisaje se mantenga inalterable -aunque la nieve lo cubre en su totalidad durante el invierno-, se divisa una laguna del tipo dolina formada por aguas subterráneas y de deshielo, que llega a más de 80 metros de profundidad. Como en un espejo, sobre ella se refleja una amplia gama de marrones y verdes, que se destiñen y desdibujan cuando los botes de remo o las canoas la surcan. En sus inmediaciones, un parador ofrece una comida típica (cordero asado) y servicio de camping.

    Datos útiles

    Cómo llegar

  • Aerolíneas Argentinas es la única compañía que lleva a San Rafael. Vuela de lunes a sábados, con escala en la ciudad de San Juan, a la ida, y, en forma directa, a la vuelta. El precio del pasaje es de 238,29 pesos.
  • Dónde alojarse

  • En verano y otoño, los únicos establecimientos abiertos en el Valle de Las Leñas son los apart hoteles Géminis & Delphos, de Maxisol SA (4393-8031;(02627) 471100). La tarifa de alquileres de marzo a mayo y noviembre es de 100 pesos diarios, por un departamento para cuatro personas. Incluye servicio de mucamas, acceso al sauna, hidromasaje y piscina climatizada. Los menores de 12 años tienen un 20 por ciento de descuento y para los menores de 2 es gratis. De diciembre a febrero, el alquiler asciende a 140 pesos.
  • El precio para comprar una semana por 99 años por el sistema de tiempo compartido, con la membresía por dos años de RCI incluida, es de 6500 por cuatro camas de diciembre a febrero, por una semana roja fija , y 5000 por cuatro camas de marzo a mayo y noviembre, por una semana blanca o azul flotante .
  • Recomendaciones

  • Hay que evitar transitar por el cañón del Atuel mientras llueve, porque hay peligro de derrumbes y crecientes.
  • Las mejores horas para recorrer el cañón son durante la mañana; es preciso salir de los caracoles o caminos de montaña antes del anochecer.
  • No hay que olvidar llenar el tanque de nafta en San Rafael.
  • Dónde comer

  • El Brasero es la opción de Las Leñas, ya que es el único restaurante funcionando en esta época y que permanece abierto todo el año. Hay una promoción para los huéspedes de RCI para cenar por 10 pesos, y desayunar por 3,50.
  • A la carta, se come por 15 a 20 pesos, con bebidas y postre. Se sirven platos de la zona: chivo relleno, trucha a la romana o al roquefort, entre otros. Los viernes y domingos se ofrece un show en vivo y se organiza un fogón. (02627) 471100, interno 1231.
  • Excursiones

  • Las Leñas SA dispone de un equipo de profesionales y expertos en las actividades de montaña, liderados por Andy Beutin, y un concesionario de 4x4.
  • Una excursión a Valle Hermoso por todo el día con traslado es de 30 pesos. Incluye una visita a la laguna Escondida, Cueva de Hielo y glaciar; aparte, almuerzo en el parador de la laguna de Valle Hermoso por 10 pesos. Ingreso en el camping, 3 pesos; predio de acampe, 3 pesos por día y por pesona; también, se alquilan carpas por 4 pesos por persona. Además, se ofrecen canoas con o sin flotador para pasear por la laguna para dos personas, por 5 pesos; botes a remo para cuatro, 8 pesos la hora.
  • La salida desde Las Leñas al cañón del Atuel para hacer rafting vale 30 pesos, con dos bajadas de 45 minutos y 1.15 hora; incluye almuerzo.
  • Camino a Las Leñas, Saint Joseph ofrece excursiones de rafting por distintos ríos de la zona de San Rafael; (02627) 421872 0 15-673443.
  • La escalada, rápel y tirolesa en el valle de Los Molles, con traslado, cuesta 20 pesos.
  • Más información

  • En Las Leñas, (02627) 471100, interno 1234.
  • En Buenos Aires, Reconquista 616 5º piso; 4313-1300.
  • Petroglifos



    {p01f1d.jpg|La Cueva de Hielo, en las inmediaciones de la laguna Escondida, aún resiste al sol|Miguel Acevedo Riu}

    En las inmediaciones de Valle Hermoso, la huella de los primitivos habitantes del lugar está al descubierto. Se trata de grandes rocas con petroglifos, dibujos tallados en piedra que representan la vida cotidiana y los animales que rodeaban a los puelches. Si bien no son muy estudiados, deberían ser resguardados de dañinas e ignorantes pisadas y mejor puestos en valor, sobre todo, por quienes guían hacia ellos.

    Antes que caiga nieve

    Aunque falta mucho para que la nieve cubra las laderas de las montañas y valles de las inmediaciones de Las Leñas, los responsables del centro de esquí no descansan. Trabajan para que todo esté listo a la hora de calzarse los esquíes y deslizarse por los más de 65 kilómetros de longitud de pistas.

    Son varias las novedades que habrá para la próxima temporada invernal. Y cuando la nieve comience a derretirse, se seguirá manos a la obra con más ofertas.

    El objetivo es mejorar y completar la infraestructura existente para que los esquiadores dispongan, cada vez más, de servicios confortables. Lo principal es la disposición de nieve artificial, con el fin de asegurarla en la base y en el circuito 1, aunque a esta altura es suficiente e históricamente nunca faltó.

  • Instalación de una red de cañerías y de aproximadamente 16 cañones para fabricar nieve artificial. Esta obra implicó una inversión de 1,2 millones de dólares.
  • Ampliación del edificio de alquiler de equipos de esquí.
  • Pavimentación del camino que lleva al edificio Cirrus.
  • Mejoramiento de los servicios de agua, gas y telefonía. Está en tratativas la posibilidad de que se reduzca la tarifa telefónica.
  • Snowmass SA proyecta la apertura del restaurante Olimpo y el hotel Caris, con 160 camas, para octubre próximo, con una inversión de 1,5 millones de dólares.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.