Un suizo en el mundo

(0)
24 de marzo de 2000  

Stephan Eicher es un caso aparte en la canción popular europea. Este bardo eléctrico , como gusta hacerse llamar, es oriundo de la comunidad gitana de Suiza. Si bien su idioma materno es el swytzertüsch, un dialecto suizo del alemán, canta sobre todo en francés y en inglés.

La carrera de Stephan Eicher empezó a fines de los años 70. Después de varios meses pasados entre Hamburgo y Bolonia, donde adquirió la cultura cosmopolita que haría de él el primer rockero de dimensión y cultura europea, consiguió una efímera gloria en los países germánicos con Grauzone, un conjunto que armó junto con su hermano.

Después de varios proyectos sin futuro ni éxito, como un primer disco solista del que se editaron 400 ejemplares (hoy muy buscados en el mercado de coleccionistas en toda Europa), Eicher empieza un recorrido de salas de conciertos de Francia, Suiza y Alemania. Ya era el comienzo de los años 80, y poco a poco su nombre empezó a entrar en los circuitos del rock de aquellos países.

Letras en varios idiomas

En ese entonces, su tarjeta de visita era una versión muy depurada de In the Ghetto (el éxito de Elvis Presley) con la cual abría sus conciertos. En 1983 pudo editar su primer LP, Les chansons bleues , que tuvo título en francés, pero letras sobre todo en inglés y alemán.

Eicher fue el primero de los rockeros, empeñados en hacer sobrevivir los movimientos punks y new-wave, en darle cierta aura de cosmopolitismo y de cultura al rock. Mucho antes de Maastricht, fue el primero que pudo merecer el adjetivo de europeo.

Durante el resto de los años 80 consolidó su fama de cantante y pasó del estatuto de rockero multilingüe al de verdadera estrella de la música popular del continente.

Los LP I tell this night y Silence alternan éxitos en tres idiomas, y pasan del rock a un estilo muy personal de baladas eléctricas. Pero si le faltaba aún la consagración, ésta llega a partir de 1987, cuando Stephan Eicher traba relación con el novelista francés Philippe Djian, que se convierte en el autor de los textos de sus canciones en francés. Djian era ya uno de los novelistas más leídos de Europa gracias a dos películas inspiradas de su obra, Bleu comme l´enfer , y sobre todo 37º2 Le Matin (Betty Blue), de Jean-Jacques Beneix, el éxito internacional más rotundo del cine francés en esta década (con Jean-Hugues Anglade y Béatrice Dalle).

Después del ensayo de My Place , en el cual figuran cuatro temas en francés, firmados por Djian, se lanza en 1991 el quinto trabajo de Eicher, y su segundo en colaboración con Djian. En seguida sobresale un tema sobre los demás, Déjeuner en paix , novela transferida al tamaño de una canción.

El éxito se transforma en casi tres millones de copias vendidas entre Francia, el Benelux, Alemania y Suiza. Cada canción de este CD es un éxito en potencia, y Eicher se da el lujo de atacar cada mercado sin pasar por el idioma que le correspondería. Así Hemmige , una canción tradicional en dialecto suizo, es un gran éxito en Francia, mientras Pas d´ami se escucha en Europa central. En 1993, Eicher transforma un hotel de la ciudad francesa de Carcassone en un estudio de grabación. De allí saldrá justamente Carcassone , del que se vende medio millón de unidades en sólo dos semanas.

Conciertos por Europa

Con tanto éxito, Stephan Eicher recorre toda Europa para dar conciertos. Después de un año, esta gira se traduce en el formato de un doble CD, Non ci badar, guarda e pasa... , una frase de Dante que significa no te detengas, mira y pasa. Entre grabaciones en hoteles, ensayos y canciones en vivo, este doble álbum (junto con un libro) recrea la atmósfera y la vida del suizo más popular del pop rock europeo.

Eicher sacó en 1996 (1000 vies) , un CD que le abre la puerta a la música clásica y sus instrumentos, y en junio último su nuevo trabajo Louanges , con 12 canciones grabadas entre Suiza, Bretaña y Londres.

La colaboración con Djian sigue para los textos en francés, y la magia se perpetúa en las composiciones de Eicher, esta vez incursionando en las tradiciones musicales celtas, y casándolas con su propio estilo.

Discografía

  • Les chansons bleues, 1983, Off Course Records
  • I tell this night , 1985, Barclay
  • Silence , 1987, Barclay
  • My place , 1989, Barclay
  • Engelberg , 1991, Barclay
  • Carcassone , 1993, Barclay
  • Non ci badar, guarda e pasa , doble CD, 1994, Barclay
  • (1000 vies) , 1996, Barclay
  • Louanges , 1999, Virgin
  • En Internet: http://www.stephaneicher.fr
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?