Viajar y trabajar, una asociación provechosa

Estados Unidos es el destino más elegido por los que optan por el sistema work & travel
(0)
19 de agosto de 2007  

Cuando arrancó el programa, hace 10 años, los participantes eran apenas un puñado. Fue cuestión de meses para que se convirtiera en un boom. Viajar, practicar inglés, tener una experiencia de trabajo en el exterior, conocer gente, hoteles y centros de esquí de primer nivel, y encima ganar plata, era un combo difícil de resistir.

Es así como hoy se cuentan de a miles los jóvenes argentinos que cada año se anotan en Work & Travel, el programa autorizado por el gobierno norteamericano que contrata a estudiantes para trabajos temporarios, generalmente de diciembre a marzo. De este modo, los chicos aprovechan las vacaciones de verano para sumar originalidades al curriculum vitae: mozo, instructor de esquí, chofer, recepcionista, cajero e incluso muñeco de Disney, entre un sinfín de opciones laborales.

"En 1997 viajaron con nosotros 18 participantes, y el año pasado llevamos a 1400 chicos", cuenta Pablo Aquino, responsable de Relaciones Institucionales de Weusa, pionera en este tipo de experiencia internacional.

"El boca en boca ayuda muchísimo en la popularidad del programa -agrega por su parte Dario Pirogovsky, director de Ciudad Universitaria.com-. Además, un dólar estable permite planificar mejor una inversión de este tipo".

Y si bien Estados Unidos no es el único país adonde es posible viajar, sí es el más elegido por los argentinos, entre otras razones porque el pasaje es más económico que a otros sitios como Nueva Zelanda, Sudáfrica o Inglaterra. La mayoría (casi un 80%) elige los centros de esquí de Colorado, California o Utah, entre otros estados, aunque los más friolentos también pueden optar por lugares como Florida y, últimamente, Hawai.

¿Requisitos? Tener entre 18 y 28 años, estar cursando alguna carrera universitaria y manejar un nivel de inglés intermedio o avanzado.

Después vendrán las entrevistas con representantes de resorts, hoteles, parques temáticos, cruceros, centros de esquí y demás empleadores norteamericanos que viajan especialmente hasta acá para contratar a los futuros empleados, en las ferias de las principales agencias que se dedican a Work & Travel, generalmente organizadas por esta época.

"Los empleadores buscan a chicos de estas latitudes por dos razones -señala Ana del Carril, directora de Welcome Abroad-. En primer lugar, porque en el hemisferio norte los recesos son diferentes, y en invierno hay menos disponibilidad de postulantes para trabajos temporarios. En segundo lugar, porque acá encuentran gente educada, que va a la universidad, culturalmente refinada y que tal vez hace mejor una tarea menor."

María Eugenia Cutrone, de Star Travel, coincide: "Muchos empleadores prefieren estudiantes argentinos ya que la mayoría tiene muy buen nivel de inglés y conoce lo que es el producto nieve ". Es decir, muchos chicos tienen varias temporadas de ski, saben esquiar perfectamente y eso ayuda".

Las agencias se ocupan del seguro médico, el trámite de la visa J1 (de intercambio de trabajo) y de entrenar a los participantes para las entrevistas: entrar con una sonrisa o hablar con energía son algunos de los puntos que se enfatizan. Del pasaje, el alojamiento, la comida, los gastos de la visa y el fee por el puesto de trabajo suele hacerse cargo el estudiante. O sea, que éste necesita desembolsar unos 2500 dólares, más o menos, para poder subirse al avión. Pero como el participante va a trabajar, en general -y según la capacidad de ahorro de cada uno- se recupera la inversión.

"Podríamos decir que un 50% la recupera, otro 25% vuelve con plata en el bolsillo, sobre todos aquellos que enganchan dos trabajos, horas extras o sectores que incluyen propinas, y otro 25% vuelve en cero, pero seguramente porque se dedicó a pasear", ilustra Aquino.

Este último es el caso de Francisco Lartirigoyen, que hace dos veranos, cuando tenía 23 años, trabajó como instructor de snowboard en Snow Summitt, un centro de esquí del sur de California.

"Los días en que no trabajaba me iba a Los Angeles, San Diego, Las Vegas o San Francisco, ciudades que me quedaban todas cerca. Estaba con tres amigos y nos hicimos un viaje espectacular", recuerda este ex estudiante de Derecho y hoy flamante abogado. Y se ataja: "Está bien, no ahorré nada, pero gasté en cuatro meses lo que de otro modo me hubiera gastado en un viaje de dos semanas, sin trabajar".

Algunas agencias dedicadas a este tipo de programas

  • Weusa. Avda. del Libertador 4980, 4° C; 4773-7327; www.weusa.com.ar
  • Welcome Abroad. Esmeralda 672 Piso 6; 4322-6639; www.welcomeabroad.com.ar
  • Tango joven. Viamonte 2174; 4952-9651; www.tangojoven.com
  • Ciudad Universitaria.com. Av. Santa Fe 1780, piso 7º, Of. 703 y 704; 5217-7768; www.ciudaduniversitaria.com
  • STB. Viamonte 577, 3° Of. 47; 4521-2727; www.stb.com.ar
  • Tije. San Martín 660, 6°; 4326-5665; www.tije.com
  • Asatej, 4114-7585; www.asatej.com
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.