Visita a las chacras

(0)
17 de noviembre de 2009  • 00:00

El espíritu más auténtico de la Comarca Andina se descubre en la vida cotidiana en las chacras. Recorrerlas y probar sus productos elaborados artesanalmente es una experiencia imperdible. Estos establecimientos surgieron al sumarle a la actividad agropecuaria, muchas de ellas, el desarrollo de un emprendimiento gastronómico. Y así dieron origen a pequeñas fábricas de dulces y conservas, quesos, yogures y cerveza.

Además, ofrecen visitas guiadas, degustaciones y cabalgatas, entre otras actividades. La mayoría se concentra en los alrededores de El Bolsón: Las Golondrinas, El Hoyo ?capital de la fruta fina? y Epuyén. Para visitar cualquiera de las granjas alcanza con medio día, aunque algunas ofrecen alojamiento.

Una de estas chacras es El Monje, ubicada en El Hoyo, a 22 km de El Bolsón. Son 40 hectáreas, propiedad de los hermanos Huisman, dedicadas al cultivo de arándanos, frambuesas, corintos, cassis y cerezas, bajo la premisa orgánica. Luego de la cosecha, la dulcería familiar se convierte en un agitado centro de operaciones, en el que se elaboran todo tipo de delicias a partir de las frutas finas.

El campo tiene al cerro Pirque detrás, que, según dicen, es una reserva natural de huemules. Ofrecen visitas guiadas, venta de productos y cabalgatas.

En Epuyén, 28 km al sur de El Hoyo, está Pai-Hue, chacra turística ubicada entre dos lomadas por donde corre el río De la Mina. La oferta de esta chacra productora de quesos de cabra es amplia: tiene mil metros de playa sobre el río con un quincho en el que se preparan asados, huerta orgánica, gimnasio y un jardín muy florido. Además de los cultivos de fruta fina de rigor, crían cabras Anglo-Nubian y Saanen-Saanen; de este rebaño obtienen una rica leche que redunda en quesos de elaboración propia. También hacen dulces. Como actividades proponen visitas guiadas al tambo y a los establos, pesca en los lagos cercanos, trekking, cabalgatas y rafting. Para alojarse, hay una casona y una cabaña, ambas con capacidad para 4 o 5 personas.

Otra chacra familiar que vale la pena visitar es La Casona del Chubut, en El Hoyo. Son 8 hectáreas en las que, por un lado, se cultivan frambuesas, cassis, moras y guindas; y por otro, se recuperan bosques de especies nativas, como ñires, cipreses, coihues, radales y arbustivas.

La propuesta es la de visitar las plantaciones de frambuesa, cassis y frutillas ?en producción desde fines de diciembre hasta comienzos de abril? y la fábrica de dulces, en la que se puede participar en alguna de las etapas de producción y llevarse luego el dulce preparado. Imperdible la vista panorámica de las plantaciones, el cerro Pirque, Currumahuida, el Valle del Desemboque y el cerro Tres Picos de la zona del Río Turbio. La Casona tiene también un puesto de ventas sobre la ruta, en medio de un bosque de acacias, donde se ofrecen degustaciones de dulces untados en pan casero.



Chacra El Monje


Ruta 40, Km. 1.894, El Hoyo.

T: (02944) 46-9028

chacraelmonje@gmail.com






Pai-Hue


Ruta 258, Epuyén.

T: (02945) 49-9068

http://www.paihue.com.ar



La Casona del Chubut


Ruta 40, Km 1.920

T: (02944) 47-1527

smitmonic@gmail.com

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.