En su cuento Funes el memorioso. Borges se anticipó medio siglo a las neurociencias