De cocaína a psicofármacos: qué efectos tiene el consumo de sustancias ilícitas