Ducati sorprendió en el Gran Premio de Austria e hizo el 1-2