El nuevo desafío de los Pumas: dar una muestra de carácter