Así nació la frase dirigida a un estúpido