Con arresto sindical, México lanza una advertencia