Conectados. El Wi-Fi en vuelo se expande entre las aerolíneas, pero todavía es caro