España vuelve a ser la niña bonita del baile