Multas. Hoteles, a la caza de mayores ingresos