Cuba: el presidente Raúl Castro justificó la pena de muerte