Corea del Norte. Se desdibuja el mito de la poderosa dinastía Kim