3 pueblitos recónditos de República Checa que no te podés perder

Fuente: OHLALÁ!
(0)
22 de mayo de 2019  • 11:10

Si fuiste a Praga y querés conocer un poco más de República Checa, te recomendamos alguna de estas tres escapadas:

Karlovy Vary

Fuente: OHLALÁ!

Esta ciudad balnearia fue fundada en el año 1350 y es famosa mundialmente por sus fuentes termales. A lo largo de la ciudad hay cientos de fuentes con agua a diferentes temperaturas. La visita consiste en ir tomando pequeños sorbos de agua de las diferentes fuentes que, según dicen, poseen cualidades curativas. Para eso se usan unas pequeñas jarritas de cerámica con un orificio que sirve como bombilla. Hay diferentes puestitos por toda la ciudad donde podés conseguir la tuya.

Fuente: OHLALÁ!

La ciudad, además, tiene una arquitectura hermosa llena de galerías, que te transportan a la Belle Époque. Se recorre íntegramente a pie, podés visitarla en el día o, si sos más afortunada, pasar la noche en alguno de sus hoteles spa.

En Karlovy Vary, además, se puede visitar la famosa fábrica museo de cristal Mozer, donde vas a poder ver a los artesanos trabajar el cristal y crear piezas hermosas.

Fuente: OHLALÁ!

Cómo llegar

En autobús tardás una hora y media por 13 euros ida y vuelta o en tren en 3 horas por 27 euros ida y vuelta. Te conviene chequear los horarios en su web antes de ir. pruhonickypark.cz.

Jardines del Palacio Pruhonice

Fuente: OHLALÁ! - Crédito: Shutterstock

Este palacio neorrenacentista fundado en el año 1885 se encuentra a solo media hora de Praga, pero lo más impresionante son sus jardines de 250 hectáreas, declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Podés hacer tres recorridos diferentes. Con la entrada te van a dar un mapita para que elijas tu ruta. Hay uno de 2,5, otro de 5 y otro de 10 km. Te recomiendo hacer el más largo. Vas a ver lagunas, más de 1600 tipos de especies de árboles, patos, ardillas y unas vistas que te van a dejar sin aliento. Si no sos muy fan del trekking, no te preocupes porque podés ir frenando y disfrutar de los paisajes en diferentes bancos de madera y mesitas para hacer pícnic que están colocados en lugares con vistas estratégicas. Un lugar increíble para ir a pasar el día. Siempre digo que los checos son muy afortunados de tener lugares como este a tan solo media hora de su capital.

Cómo llegar

En transporte público, combinando la línea C del metro hasta la estación Opatov y allí el autobús 363 o 385 a Ricany hasta la estación Pruhonice, por solo 2 euros. Mi consejo: llevate bebida y unos sanguchitos y elegí el mejor spot de los jardines para disfrutarlos.

Entrada y horarios

La entrada va desde 50 hasta 80 CZK (entre 2 y 3 euros) para los adultos y entre 30 y 50 CZK para los niños (entre 1 y 2 euros), dependiendo la época del año. Chequeá los horarios antes de ir: pruhonickypark.cz.

Cesky Krumlov

Fuente: OHLALÁ!

Esta ciudad es una especie de maqueta. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1992, y cuando la ves entendés por qué. Está atravesada por el río Moldava y tiene una arquitectura que combina estilo medieval, gótico, renacentista y barroco de manera elegante y majestuosa.

Fuente: OHLALÁ!

La perlita de la ciudad es el castillo barroco que se encuentra en altura, con unas vistas de la ciudad y los alrededores que te dejan sin palabras. Si bien está un poquito más lejos de Praga, vale la pena visitarla.

Cómo llegar

Fuente: OHLALÁ!

Te podés tomar el autobús de 2:45 hs. por 16 euros ida y vuelta o el tren de 3hs. por 23 euros ida y vuelta.

Texto y fotos gentileza de Verónica Parera @pisandoelmundo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.