Daniela Aza: "Las mujeres con discapacidad también podemos tener pareja y relaciones sexuales"

Daniela Aza promueve el sexo, la maternidad, la moda y el trabajo inclusivos.
Daniela Aza promueve el sexo, la maternidad, la moda y el trabajo inclusivos. Crédito: Denise Giovaneli. Producción de Eloísa Von Wernich
Violeta Galanternik
(0)
11 de mayo de 2019  • 00:31

Quién es y qué hace: Daniela Aza tiene artrogriposis, una condición que afecta las articulaciones. En su perfil @shinebrightamc habla de sexo, maternidad, moda y trabajo inclusivos.

"Pienso que siempre llenamos de sentido lo que nos pasa. Y yo lo hice. Hace 34 años, mi condición no se conocía. Cuando nací, todo fue un mundo nuevo para mis papás, que ya tenían a mis dos hermanas. Los médicos no sabían qué tenía del todo, pero decían que era muy poco probable que caminara. Mis papás movieron cielo y tierra, entre tratamientos, cirugías y rehabilitación, para que yo tuviera las mejores posibilidades. Y así, con la ayuda del entorno familiar, cambié mi diagnóstico: fui mejorando y pude caminar.

Durante mucho tiempo me pregunté por qué esto me pasaba a mí. Me preocupaba por la mirada de los demás y, ya adolescente, pensaba que los chicos no me iban ni a ver por mis dificultades. Salí de eso notando, de alguna manera, que iba logrando con mucho esfuerzo todo lo que quería y encontrando o adaptando las formas para hacerlo. Quería viajar y pude hacerlo. Me propuse estudiar Comunicación en la Universidad de Buenos Aires y me recibí. Cuando empecé a buscar trabajo, me choqué con la falta de accesibilidad, pero no desistí hasta encontrarlo. Conocí a un chico y me enamoré. Hoy es mi marido y estamos juntos desde hace 13 años. En ese proceso descubrí que son las formas las que se deben adaptar a nosotros y no nosotros a las formas.

Y di un pasito más. Decidir comunicar mi experiencia fue todo fue un proceso. Ya en la carrera venía trabajando cómo aportar una mirada crítica a la discapacidad. Y, cuando más adelante me encontré con otras familias que afrontaban artrogriposis y vi la esperanza que había generado en ellas, me hizo un clic y pensé: 'Puedo llevar mi experiencia mucho más lejos'. En 2018 largué la página, que se convirtió en mi refugio. Desde mi propia experiencia, trato de llevar el concepto de inclusión desafiando lo establecido, los tabúes y prejuicios. Intento que las personas sientan un poco cómo vivimos y todo lo que afrontamos. En general, se tiende a creer que sexualidad y discapacidad no pueden ir juntos y eso busco desmitificarlo. Las mujeres con discapacidad podemos tener pareja, con o sin discapacidad, y también tenemos relaciones sexuales. Las mujeres con discapacidad tenemos deseos, como cualquier otra mujer, y sean cuales sean, podemos cumplirlos. Hay un tabú que dice que las mujeres con discapacidad no pueden ser madres y no es así. Yo pienso en mi maternidad y en que todo se trata de ajustes y encontrar las maneras. Porque siempre las hay. Y esa maternidad deja huella porque ese hijo crece sabiendo lo que son las dificultades y la adversidad.

Ser mujer me fortalece porque las mujeres con discapacidad frecuentemente somos doblemente segregadas. No siempre estamos presentes en los discursos o modelos de 'ser mujer' ni ocupamos puestos jerárquicos, ni comunes tampoco.

Con mis redes busco comunicar mi historia, mi relato, mi mirada, y a partir de ahí mostrar que las mujeres pasamos de todo y nos sobreponemos y tenemos una fuerza única que viene de nuestras adversidades. Solamente hace falta que los demás vean esa fuerza y hacernos el camino más fácil".

Maquilló y peinó Mel Grimolizzi. Agradecemos a Rapsodia, Grimoldi y Levi´s su colaboración en esta nota.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.