Hicieron del tiempo libre un negocio y buscan cerrar 2019 facturando 15 millones

Los chicos de Chilly supieron hacer de las ganas de disfrutar del tiempo libre un emprendimiento.
Los chicos de Chilly supieron hacer de las ganas de disfrutar del tiempo libre un emprendimiento.
Ayelén Di Leva
(0)
22 de octubre de 2019  • 14:29

Facundo Moro (30 años), Segundo Fernández Madero (32) y Diego Zimmermann (34) se conocieron en la FADU, cuando los tres estudiaban diseño industrial. Se hicieron amigos y formaron un equipo para hacer los trabajos prácticos de las materias. Al poco tiempo les prestaron un lugar para que pudieran hacer las entregas y allí armaron un tallercito, donde se reunían para trabajar, sin saber que al poco tiempo se convertirían en emprendedores . Así arrancó Chilly, la marca de reposeras y accesorios para la playa y el tiempo libre que ya es un éxito hace varios años.

Estudiantes visionarios

Facundo, Diego y Segundo estaban a pleno estudiando y haciendo los trabajos prácticos de la facultad. Le ponían mucha dedicación pero tenían, también, una regla de oro: todas las tardes, durante el atardecer, salían a tomar mates al río, a despejarse. "En una de esas idas nos encontramos con este formato de reposera de piso que tenía un respaldo y dijimos ‘probemos rediseñarlo como si fuera un laburo para la facu’. Pensamos en una colchoneta, en un estampado, en agregar un regulador... cada uno fue aportando su mirada, lo fuimos charlando. Nos enganchamos y decidimos ir al taller y hacer una muestra, ahí nos dimos cuenta de que estaba bueno y empezamos a maquinarnos", recuerda Facundo.

Testeo inicial

En 2010, para el día de la madre, hicieron 10 reposeras, para tantear qué pasaba. Las vendieron todas y decidieron dar un paso más: se anotaron en una en una feria de Navidad de San Isidro. Para llevar stock, compraron un rollo de tela del cual salían 90 reposeras, las hicieron y nuevamente vendieron todo. Además, les dejaron encargadas 75 más. Fue ahí cuando se dieron cuenta de que había algo, así que se lanzaron a ofrecérselas a las empresas como regalo empresarial. Les llegó un pedido de 400 reposeras y desde ese momento no frenaron más: avanzaron con la mirada puesta en lo corporativo y empezaron a pensar en la marca. ¿A dónde apuntaban? A un nicho que está muy desarrollado a nivel mundial, pero no tanto en Argentina: el aire libre cotidiano. " El estilo de vida de Chilly es buscar a las personas que les gusta disfrutar más cotidianamente de la naturaleza, que no les alcanza con 15 días al año irse a la mejor playa del mundo, sino que entre semana cortan y se van un ratito al río, al lago, al parque o a donde sea. Vemos mucho que la gente de las ciudades busca el fin de semana tener un ratito libre a la tarde o salir a correr. La clave es encontrar esos momentos de descanso al aire libre, de ahí surgió nuestro slogan del tranca style living ", explican.

Emprendimiento full time

Tres años después, fueron a fondo. Decidieron dejar sus trabajos y dedicarse full time al emprendimiento. Armaron una sociedad, eligieron el nombre (que viene de Chill out ) y comenzaron a capacitarse, porque el primer obstáculo eran ellos mismos. Al ser diseñadores, los tres querían estar en el proceso productivo pero ninguno podía avanzar en las demás áreas. Cuando empezaron a moldear la empresa, participaron en NAVES, un concurso de emprendedores del IAE. Llegaron a la final y eso los ayudó mucho a entender cómo organizar la publicidad, el marketing, los canales de ventas, aprender a armar una marca. Delimitaron a quiénes les iban a vender y abrieron tres opciones: corporativo, canal directo a través de e-commerce y venta mayorista a locales. Después, sumaron el canal de exportación (hace tres años que venden a Uruguay) y agregaron productos como la matera, el almohadón manta, la lona de picnic... un kit de productos necesarios para disfrutar del tranca style que ellos pregonan. "Siempre fue crecimiento, a paso lento, pero firme. Fuimos creciendo orgánicamente, haciendo cursos, capacitándonos en todo lo que teníamos que aprender. Hoy seguimos aprendiendo, todos los días vamos entendiendo de qué va el negocio", cuenta Segundo, y agrega que, como casi todos los emprendedores, no obtienen dinero de las ganancias de la empresa, todo eso se reinvierte: "Nosotros tenemos un sueldo y laburamos como empleados, mientras la empresa crece".

Los creadores de Chilly.
Los creadores de Chilly.

Hoy en Chilly trabajan 12 personas full time , entre la administración, el local a la calle en San Isidro y la fábrica en Victoria. A futuro están planeando expandir la comercialización al exterior, abrir otros mercados más allá de Uruguay, desarrollar más productos propios y hacer el emprendimiento cada vez más sustentable. "Al querer invitar a las personas a estar en contacto con la naturaleza, la idea es tomar conciencia y empezar a cuidarla. Como proyecto tenemos ganas de lograr una empresa cada vez más sustentable, más amigable con el medio ambiente desde lo productivo y en toda la cadena de valor. Tenemos en la cabeza lograr ser una empresa de triple impacto (social, económico y ambiental)", dicen. En 2018 cerraron el año con una facturación de $8 millones, aproximadamente, y para el 2019 tienen proyectado acercarse a los 15 millones de pesos. Ya conquistaron a los amantes del aire libre, ahora van por más.

Más info: @chillyar y chilly.com.ar .

En números

  • Arrancaron con muy poquito, su inversión inicial fue de $10.000.
  • Hoy en día la propuesta son 5 productos: la reposera, la reposera para niños, el almohadón manta, la lona de picnic (bien grande, impermeable) y el bolso matero. Lo que buscamos es tener, por ahora, una línea de productos acotada, una propuesta bien cerradita para poder ofrecerle sobre todo a los locales para que tengan la marca Chilly adentro de los locales.
  • 6 estampados forman parte de su línea, para todos los productos.
  • En 2018 cerraron el año con una facturación de $8 millones, aproximadamente.
  • Para 2019, proyectan una facturación de 15 millones de pesos.

Dónde encontrarlos

  • LOCAL SAN ISIDRO: 25 de mayo 371, de lunes a viernes de 10 a 19 hs. Sábados de 10 a 14 hs.
  • SHOWROOM: Costa Rica 4684, Palermo. Miércoles a Sábados de 15 a 19 hs.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.