Cada vez hay menos departamentos en alquiler y aumenta la oferta de los temporarios