NOTA

En peligro de extinción, cinco ranas sobreviven en un acuario de Bolivia

NOTAGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
LA NACION
Romeo es la última rana acuática de Sehuencas que se conocía. Hace diez años que vive en solitario en un acuario del Museo de Historia Natural Alcide d´Orbigny
Romeo es la última rana acuática de Sehuencas que se conocía. Hace diez años que vive en solitario en un acuario del Museo de Historia Natural Alcide d´OrbignyGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
Julieta, cuyo descubrimiento en la naturaleza fue noticia en todo el mundo en enero, fue tan buena que los dos han estado viviendo juntos en el acuario de Romeo desde entonces
Julieta, cuyo descubrimiento en la naturaleza fue noticia en todo el mundo en enero, fue tan buena que los dos han estado viviendo juntos en el acuario de Romeo desde entoncesGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
Julieta y otras cuatro ranas de Sehuencas (Telmatobius yuracare) fueron halladas en enero pasado en la región de Cochabamba y colocadas en un acuario
Julieta y otras cuatro ranas de Sehuencas (Telmatobius yuracare) fueron halladas en enero pasado en la región de Cochabamba y colocadas en un acuarioGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
La combinación del cambio climático, la destrucción del hábitat, la contaminación, el patógeno quitridio, que es mortal en estas especies, y la introducción de truchas invasoras ha provocado una disminución abrupta de especies de ranas acuáticas en Bolivia, Ecuador y Perú, algunas hasta casi su exti
La combinación del cambio climático, la destrucción del hábitat, la contaminación, el patógeno quitridio, que es mortal en estas especies, y la introducción de truchas invasoras ha provocado una disminución abrupta de especies de ranas acuáticas en Bolivia, Ecuador y Perú, algunas hasta casi su extiGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
La rana de Sehuencas es totalmente acuática y su especie fue una vez abundante en el fondo de pequeños arroyos o ríos y en pozas en el bosque montano de Bolivia
La rana de Sehuencas es totalmente acuática y su especie fue una vez abundante en el fondo de pequeños arroyos o ríos y en pozas en el bosque montano de BoliviaGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
El macho actúa, hasta ahora, como un perfecto "caballero". Como hubo una buena conexión entre ambos, se espera que puedan llegar a copular
El macho actúa, hasta ahora, como un perfecto "caballero". Como hubo una buena conexión entre ambos, se espera que puedan llegar a copularGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
Romeo intenta encontrar la posición correcta para el amplexo, la posición de apareamiento para las ranas, donde el macho abraza a la hembra y la sostiene hasta que pueda fertilizar sus huevos cuando ella los suelta en el agua
Romeo intenta encontrar la posición correcta para el amplexo, la posición de apareamiento para las ranas, donde el macho abraza a la hembra y la sostiene hasta que pueda fertilizar sus huevos cuando ella los suelta en el aguaGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters
Aún no se produjo el esperado apareamiento, pero se harán todos los intentos posibles para preservar la especie
Aún no se produjo el esperado apareamiento, pero se harán todos los intentos posibles para preservar la especieGentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny - Reuters

Fotos: Gentileza Museo de Historia Natural Alcide D´Orbigny / vía REUTERS

Edición fotográfica: Fernanda Corbani

LA NACION
Cargando banners ...