La trágica muerte de quien inspiró el templo